Oklahoma no se adapta a Westbrook y más problemas en Nueva York y Los Ángeles

0
58
Los Lakers de Pau Gasol siguen en caída libre. Foto: cc-by-sa-2.0
Los Lakers de Pau Gasol siguen en caída libre. Foto: cc-by-sa-2.0

Una semana más la NBA sigue su curso imparable mientras los Knicks y los Lakers no dejan de hundirse cada día un poco más. La situación en dos de las franquicias más importantes de la liga cada día es más insostenible porque las victorias no llegan.

En el Madison Square Garden da igual que Carmelo Anthony se haya abonado cada noche a irse por encima de los 40 puntos porque el resto de compañeros no aporta absolutamente nada. Tyson Chandler ya no es ese pívot dominador que se había visto la temporada pasada, JR Smith ni está ni se le espera porque parece tener la cabeza en otro sitio completamente diferente y de Amare Stoudemire casi es mejor ni hablar. Y si esos eran pocos problemas para el equipo de la Gran Manzana, ahora se han sumado los rumores que han salido en los últimos días sobre una posible amenaza de Raymond Felton con una pistola a su novia que se suman a las críticas que había recibido el base por sus problemas de sobrepeso. Mike Woodson ha perdido definitivamente el control del vestuario y la posible continuidad de Melo, que será agente libre este verano, se difumina cada día un poco más entre el humo que levanta por donde pasa este equipo.

Pero si la situación es dramática en el Madison, ni que decir tiene cómo puede ser en el Staples Center. Los Lakers, ahora ya sí, son el peor equipo del oeste por debajo de los Kings y los Jazz con tres derrotas en los tres últimos partidos. Además, Pau Gasol parece haberse cansado definitivamente del sistema, si se le puede poner ese nombre, de Mike D’Antoni y ha arremetido contra su entrenador diciendo que no se pueden ganar partidos cuando el equipo contrario te aventaja en cada encuentro en más de veinte rebotes por haber apostado por un equipo de pequeños. El pívot español está mostrando su mejor versión de los últimos años, pero su equipo no está a la altura de las expectativas. La situación se ha unido a la confirmación de que Kobe estará fuera al menos otras tres semanas por su lesión. En Los Ángeles están esperando ya ansiosos la llegada del draft del próximo verano. ¿Habrá tanking?

Se cierra el ciclo de crisis de la última semana con los Oklahoma City  Thunder. Todo apuntaba a que el conjunto de Steve Brooks había puesto la velocidad de crucero, más aún con la vuelta de Russell Westbrook que llevaba fuera de la rotación por lesión aproximadamente un mes. Sin embargo, los Thunder parecen no haber encajado demasiado bien su vuelta a las pistas con tres derrotas consecutivas. Primero fueron los Heat quienes le dieron un repaso en el Chesapeake Energy Arena, y luego se sumaron los Clippers. Sin embargo, lo más sorprendente se produjo en la noche del miércoles cuando recibieron su tercera derrota consecutiva en su cancha ante los Cavaliers. La defensa de los Thunder hace aguas por todas partes, recibiendo más de 100 puntos en estas últimas derrotas. Además, la aportación de jugadores secundarios como Reggie Jackson y Jeremy Lamb ha disminuido considerablemente en las últimas fechas

Dejar respuesta