Ojo a Thiago

0
271

Guardiola siempre peca en exceso: sus elogios siempre colman al contrario, dando igual si éste viste de marca o con trapos usados. Cree Pep que, desde la veneración a las cualidades ajenas, vendrán la pausa, el respeto y la tranquilidad de la conciliación. Pero no. Es este mes de abril una invitación al silencio en las ruedas de prensa y un toque de atención a jugadores y presidente. Ellos ya han sido avisados. La prensa acecha con ansia de titular.

Nadie sabe mejor cómo está un equipo que el que les ve entrenar todos los días. Y el de Sampedor anota en esa cabeza, cada día más atacada por la alopecia, la actitud del equipo. El Almería dio un susto y la muchedumbre empezó a darse cuenta de que ningún partido es fácil. El equipo cada vez está menos fresco, a Messi le cuesta un mundo encontrar juego y goles, y en defensa no se dejan de poner parches alarmantes para lo que viene. Milito no está para jugar en este equipo, no contra el Madrid, al menos.

En un bagaje negativo (Bojan ya se despide este año), gusta ver un futuro real y sólido como el de Thiago. Una buena noticia para Pep, que ya tiene un fichaje nuevo de cara al año que viene. Que se piense bien lo de Cesc, quizás la solución esté dónde siempre la ha encontrado. Su gol frente a los almerienses calmó corazones y reventó matasuegras a partes iguales. Fue lo mejor de un partido que no se debía perder y no se perdió.

Preparémonos para lo que viene.

Foto: Daylife.com
Texto: Elaboración propia

Dejar respuesta