Objetivo: volver a la élite europea

0
197

El retorno de Florentino Pérez a la presidencia madridista no solo ha convulsionado el mundo del fútbol sino que también busca potenciar la sección de basket para devolver al club a la élite europea. Por el momento los fichajes de Antonio Maceiras, Ettore Messina y Novica Velickovic son los cimientos de un proyecto que tiene como única meta que en Vistalegre la próxima temporada se pueda volver a celebrar la consecución de algún título.
Florentino Pérez siempre ha demostrado dirigir al Real Madrid más como un empresario que busca rentabilizar sus inversiones que como un mero presidente de un club de fútbol. Por eso no extrañó a nadie que en su primera etapa al frente del club blanco se plantease el cierre de la sección de baloncesto por producir pérdidas y no lograr ningún título.

Su regreso a la Casa Blanca fue vista con recelo por parte de los aficionados madridistas al basket al recordar viejos fantasmas, pero parece que en su nueva andadura como presidente, Florentino Pérez está interesándose por esta sección y está decidido a invertir en ella lo que sea necesario para volver a crear un equipo que ilusione. Como primera medida aumentó el presupuesto de la sección hasta los 28 millones de euros, diez más que la temporada anterior, y decidió poner al frente del proyecto a hombres consagrados en sus puestos.

El primero en llegar fue Antonio Maceiras que será el nuevo director de la sección en detrimento de Antonio Martín que se ha desvinculado del club recientemente. El que sí seguirá como directivo es Alberto Herreros. La llegada de Maceiras es una buena señal de que las cosas se quieren hacer bien en el seno madridista. Se trata de un hombre muy experimentado que ya ganara el triplete en 2003 con el FC Barcelona. Posteriormente lideró la ambiciosa aventura del Akasvayu Girona y actualmente se encontraba formando parte de la plantilla de los San Antonio Spurs como ojeador en Europa.

Una vez cubierta la parcela directiva tocaba poner a alguien de garantías en el banquillo. Desde el principio se pensó en Ettore Messina, tentado ya en temporadas anteriores, y finalmente se confirmó el acuerdo que unirá al técnico italiano al Real Madrid durante las próximas tres temporadas. El primer “galáctico” de la sección. Messina fue presentado el pasado viernes en el palco VIP del Santiago Bernabeú como lo que es, una estrella. A su lado estuvieron acompañándole viejas glorias del Madrid como Clifford Luyk o Emiliano Rodríguez. Desde el principio Messina se ha mostrado prudente al no querer especular con fichajes, pero asumiendo el claro reto que se le presenta: devolver al club blanco a la élite europea.

Para dejar hueco al italiano quien se ha tenido que ir ha sido Joan Plaza, que no ha tardado en hacer las maletas rumbo a Sevilla para ser presentado con su nuevo equipo: el Cajasol. Estaba claro que el ciclo de Plaza en el Madrid había tocado a su fin y tras haber conquistado la liga hace dos temporadas, busca aportar su buen hacer como entrenador para llevar al conjunto sevillano a pelear de una vez por todas por estar entre los equipos de la zona alta.

En el Madrid es el momento de pensar en las incorporaciones y las salidas. Parece claro que no cuentan con Massey ni con Papadopoulos, que vuelve tras su cesión, y se están valorando las renovaciones de jugadores como Raül López o Mumbrú, importantes por el tema de los cupos. Lo que si que está claro ya son las dos nuevas incorporaciones: Brad Olesson y Novica Velickovic. El alaskeño fue fichado antes de ser Messina el nuevo entrenador del Madrid y el serbio fue una petición expresa del técnico italiano.

Novica Velickovic, de hecho, ya ha sido presentado como nuevo jugador del equipo blanco. Se trata de un ala-pívot de 22 años y 2, 05 metros que tiene un gran futuro y por el que peleaban los principales equipos europeos. Llega tras ser nombrado esta temporada el Mejor Jugador Joven de la Euroliga y con ganas de encajar en el equipo y ganar títulos. Además no dudó en comparar su juego al de Toni Kukoc, aunque reconoció que todavía le queda mucho para poder llegar a su nivel.

En el terreno de la especulación de posibles nuevas llegadas cobra fuerza el nombre de J. R. Holden, el base nacionalizado ruso que lleva años a las órdenes de Messina en el CSKA de Moscú y que tan malos recuerdos nos trae a los aficionados españoles tras la final del pasado Eurobasket. También se rumorea que podría llegar Nesterovic como cinco puro o Kaukenas para completar la línea exterior.

De cualquier manera lo que parece haber quedado claro es que Florentino Pérez se ha acordado de que en el Madrid hay un deporte que se juega con las manos y que tiene pensado apostar por él. Veremos como avanza un proyecto que, a priori, ilusiona.

Fuentes de las imágenes:
www.acb.com
www.ecodiario.eleconomista.es

Dejar respuesta