Obama menciona pero no aclara el futuro papel de Estados Unidos respecto al cambio climático

0
96

El presidente de Estados Unidos, ante la preocupación social y la petición de reforma por parte de celebridades con respecto a la cuestión del cambio climático, hizo hincapié en el tema durante su discurso sobre el estado de la Unión. Afirma que se debe proteger a las generaciones futuras y preparar a la sociedad para las consecuencias de la contaminación.

Flickr Aunque esté eclipsado por la situación económica, el grave riesgo que corre el medio ambiente debido a la contaminación sigue siendo uno de los temas más preocupantes y que peores consecuencias está teniendo para el planeta. Así lo reflejaron actores, cantantes, grupos musicales y otras celebridades norteamericanas a través de un comunicado que solicita a Barack Obama, encabezar las medidas necesarias para mejorar la presente situación. En el documento aseguran que él “tiene la facultad de liderar un esfuerzo al nivel y con la urgencia necesaria para eliminar gradualmente las energías fósiles y dirigir a América y al mundo en la revolución de la energía limpia”.

Entre los firmantes se encuentran Alec Baldwin, Edward Norton, Jason Mraz, Linkin Park, Morgan Freeman, Robert F. Kennedy, Jr y Yoko Ono. Según ellos la iniciativa por la lucha contra el cambio climático surge por la necesidad de recordar al presidente de una de las naciones más poderosas del mundo sus obligaciones fundamentales durante el transcurso del que está siendo su segundo mandato. Asimismo, y con el propósito de lograr máxima difusión, la campaña se inició en la víspera del discurso sobre el estado de la Unión que se celebró el pasado 12 de febrero en la ciudad de Washington.

Durante el encuentro, tal y como habían deseado muchos defensores del medio ambiente, Obama hizo referencia al cambio climático pero decepcionó al no proponer medidas específicas para lograr la reducción y eventual cese de tan nociva realidad. A pesar de esto, sí pronunció unas poderosas declaraciones sobre el asunto que implican su compromiso con la compleja tesitura. “Si el Congreso no actúa pronto para proteger a las generaciones futuras, lo haré yo y lo haré ordenando a mi Gabinete que adopte órdenes ejecutivas para reducir la polución, preparar a nuestra sociedad para las consecuencias del cambio climático y acelerar la transición hacia fuentes de energía sostenible”, aseguró.

Los temas que dominaron el discurso fueron aquellos relacionados con la recuperación económica y la regulación de armas pero, a pesar de ello, el presidente hizo alusión a la evidente preocupación por la situación medioambiental y no vaciló al asegurar que los desastres naturales tenían responsabilidad en la contaminación. “Podemos elegir creer que las supertormentas como Sandy o las sequías más severas en décadas son una mera coincidencia. O podemos elegir creer en el devastador juicio de la ciencia y actuar antes de que sea tarde”, sentenció durante el encuentro.

La necesidad de una reforma en la legislación medioambiental estadounidense se manifiesta a consecuencia de la incapacidad del país por regular aspectos como la emisión de gases de efecto invernadero, llegando a estar desprovistos en la actualidad de límites específicos. También cabe mencionar que a pesar de prolongarse el Protocolo de Kioto hasta el año 2020 en diciembre del año pasado, Estados Unidos ha vuelto a no querer involucrarse en el reglamento del cual son partícipes naciones que apenas suman el 15% de las emisiones mundiales. Mientras se esperan medidas contundentes del gobierno, el deseo es que ningún país con altos índices de contaminación tenga que vivir una situación de alerta como la de Pekín, aunque la experiencia enseña que quizás lleguen antes las catástrofes naturales que las soluciones legales.

 

Fotografía: Flickr

Dejar respuesta