Nothink firman un enorme debut con su rock potente y efectivo

0
160

“Bipolar Age”. Dos polos en un mismo tiempo, en un mismo recorrido a través de once canciones que destilan la frescura de un comienzo y la consistencia de un disco que parece de todo menos un debut. Un perfecto equilibrio creado por extremos. Nothink han conseguido llamar a la puerta de la escena rock nacional y convertirse en uno de los mejores anfitriones.

La primera vez que escuchas el debutante lp de la banda madrileña no te quedas indiferente. La segunda ya tienes una canción que te gusta escuchar varias veces durante el día (reconozco que los guitarrazos del “Adrenaline 500mg” fueron mi primera perdición). La tercera deseas profundizar más en esa música arrolladora. Y a partir de ahí todo fluye. Porque con sus momentos mejores y peores, el Bipolar Age es un pelotazo.

Todo comienza con “Starting days with the right foot”, un tema sin nada que envidiar a los mejores Foo Fighters y que evidencia una orientación al rock de los 90, una herencia que no abandonan a lo largo de todo el disco y que despliegan con la cabeza bien alta. Vibrantes guitarras con cambios enormemente efectivos, una batería que es guía y destino al mismo tiempo y un bajo que empuja las canciones.  Pero como no sólo de potencia instrumental vive el rock, las melodías atrayentes por su suave manera de canalizar una bondadosa rabia cierran un círculo enormemente fácil de digerir.

Y en estos casos el resto viene solo. La aceleración del “Out of order”, los acordes perfectamente enlazados durante los 500 gramos de adrenalina, la calidad y el enorme juego de voces final del “Mr. Smile”, las ganas de botar que provoca la genial “Insiders”, el magnetismo de “Better yesterday than tomorrow” (un medio tiempo de una exquisita y limpia oscuridad),… Un cúmulo de sensaciones y gestos musicales que te hacen no querer soltar algo a lo que ya te has amarrado.

Nothink fueron elegidos en 2005 grupo revelación nacional por los lectores de zona-zero.net, tercer mejor disco nacional en 2005 por los lectores y la redacción de la revista Rockzone y mejor disco en la Comunidad de Madrid por la Mondosonoro. No estoy de acuerdo con la afirmación de que si le gusta a todo el mundo necesariamente tiene que ser bueno. Pero en este caso, no se equivocan. La fuerza de canciones como “Straight on back” e “Insiders” los avalan.

Son de Majadahonda, una de esas ciudades de las que no esperas sacar nada excesivamente bueno musicalmente hablando. Me gusta. Me hace seguir perdiendo los prejuicios y tener cada vez más fe en el rock nacional.

Me podría poner a hablar del reto al que los Nothink se enfrentan con su segundo disco, un mamado síndrome al que se supone se enfrenta todo grupo, pero prefiero pasar del tema y pensar en el tiempo que tengo para disfrutar el primero.

Tres hombres y un directo
El viernes 3 de noviembre la sala Barracudas abrió sus puertas para acoger el Liar Fest, que los Nothink cerraban tras las actuaciones de Evohé y Tao Te Kin. Nunca había estado en Barracudas, y pese a los no muy favorables comentarios que había escuchado, me llevé una grata sorpresa. Escenario y sala pequeños arropados por los ojos de varios de los mejores grupos de los 90, cuyos carteles colgaban de las paredes. La barra cerca del escenario. Cerveza. Repleta sin llegar a ser agobiante, olía a algo puro. A una noche de rock.

Sobre la medianoche, Alex, Juan y Miguel comenzaron a mostrar lo que llevaban dentro con “Unidireccional Race”, a mi parecer la canción menos conseguida de un repertorio hecho para ser escupido entre cuatro paredes. A partir de ese momento, los de Majadahonda se ganaron tener un público entregado. Es lo que pasa cuando un buen grupo está a medio palmo de su gente. Tus latidos van al ritmo de una batería aplastante. Crees que estás tocando esa guitarra. Y te dejas engatusar por un bajo que tuvo mucha más presencia que en las grabaciones de estudio.

“Mr. Smile”, cuyo videoclip fue elegido número dos en la MTV Spain, se hizo una canción distinta. Muy lograda. Unos simples parones en “The lost & found key” domaron los momentos de locura. El tema inédito “Mexican believer” ganó en dureza sin perder su magia. Y la celeridad del “Out of order” cerró un bolo que deja con un muy buen sabor de boca.

Todo el disco ganó en potencia sin perder efectividad. Aunque algo falló. Una canción como el “Adrenaline 500mg” debería haber sonado. Es una espina que tengo clavada. Gran concierto.

Fuentes del texto: www.myspace.com/nothink
Fuentes de las imágenes: http://www.aloudmusic.com

Dejar respuesta