Non serviam

0
103

Mark Rothko…a la solemne mirada de las estrellas.
Poeta: entra desde las rocas con tu brazo de versos y remolinos.
En esta ciudad de telarañas hace falta un tambor.
Hoy tu vanguardia de cristal carece de lengua:
Creemos un mundo nuevo y su sangre.
En ese oportunidad sin riendas, la realidad no debe imitarse,
non serviam a la falsa naturaleza. Y a la real.
Creador de conceptos, de lenguaje sin orden,
ni desorden, equilibrio ni desequilibrio,
tu existencia es producto de una crisis:
La conquista del universo.
Anterior a mi vida, la terrible duda ata a mi pecho,
a la protesta de mis manos y a sus índices indelebles:
La poesía es un ancho espíritu sin dios.
Observa lo sublime de tu neblina interna.
Hurga como un corazón que busca decir ‘ella’
dentro de su función líquida y salvaje.
Con tu gran voz forma los océanos
y al cielo cóselo a las olas, a lo lejos,
de tal manera que sea un espejismo
que haga en los hombres,
observar ese cruce como a cometas:
Que el viento los tome para distribuir el alma por sus venas.
Sonreirán ante tu pasión, morirán en tus brazos
y morirás con todo y tus manos de rol acariciador,
porque no era necesario que escribas para ser,
poeta, puerta de la tierra al cosmos.
Tienes un eco de labios que se juntan,
a pesar de la vida sobre la vida
y es esta nuestra mala costumbre:
Vivir como un viaje o acaso mejor:
Para escribir anclado a una mirada de sueños
que hace de mi debilidad, un anhelo:
Non serviam a la orden de los astros.
Cuidado en abrir la ventana del corazón
para el descubrimiento del mundo y su iluminación.
Enamorarte de una musa te hace oír múltiples universos.

Fuente de la imagen:
www.tabernacritica.com

Dejar respuesta