Noches de rock and roll con Hot Legs

2
221

La sala Caracol volvía a convertirse la noche del martes en el escenario de otra gran noche de música en vivo. En esta ocasión, los culpables se hacían llamar Hot Legs, nombre bajo el que se esconden varios pesos pesados de la música nacional. Encabezada por Carlos Tarque, vocalista de M-Clan, la banda cuenta entre sus filas con Sara Íñiguez (Rubia), Rubén Pozo y Leiva (Pereza), Josu García (Tequila) o Jokin Salaverría (Jonny Kaplan). Entendida como banda de versiones, Hot Legs volvieron a convencer con préstamos de clásicos como Jimi Hendrix, The Rolling Stones, Ray Charles o John Lennon. Pura diversión en una noche de rock and roll sin pretensiones.

La superbanda Hot Legs

A eso de las nueve de la noche varias filas de personas se arremolinaban entorno a la puerta de la madrileña sala Caracol, ya que hacerse con una de las últimas entradas disponibles en taquilla era el objetivo. Sin duda, el lleno estaba asegurado ante la posibilidad de ver de nuevo en acción a Hot Legs, pero todavía habría que esperar. Antes, 84 saltaban al escenario perfectamente predispuestos en su papel de teloneros, presentando al público las canciones de sus hasta ahora dos discos publicados. Con “El burdel de las sirenas” comenzaba un concierto en el que dejarían una grata impresión. La banda madrileña de pop desprende en directo una sensación muy diferente a la que a bote pronto produce su trabajo en el estudio, todo ello gracias a una buena compenetración sobre las tablas y un aroma clásico y mucho más eléctrico, destacando la versatilidad del trío y su notable banda de acompañamiento. La noche se centraría en el mejor rock clásico, y antes de que Hot Legs se subieran al escenario, 84 quiso apuntarse a esta filosofía descolgándose con acertadas versiones como “Bad time” o “Born to be wild”.

Llegaba el momento pasadas con holgura las once de la noche y las cortinas de la Caracol se volvían a retirar para recibir a Hot Legs, que como es costumbre arrancaban con el tema que da nombre a la propia banda. A partir de ese momento, lo más recomendable era dejarse cautivar y olvidarse de cualquier otra cosa. A pesar de que se pudo escuchar alguna aislada petición -”Carolina”, por supuesto-, el público se rendía desde el primer momento ante las revisiones de clasícos de Ray Charles o Wilson Pickett. Difícil resistirse ante temas como “Down on the corner” o “Night time is the right time”, con un Carlos Tarque demostrando por qué es considerado una de las mejores voces del rock español y una Sara Íñiguez ofreciendo un gran contrapunto con dulzura y actitud.

Carlos Tarque, componente de M-Clan

El concierto continuaba con versiones de gigantes como John Lennon o Jimi Hendrix. Fue justo entonces cuando Josu García protagonizaría uno de los primeros momentos diferentes de la noche, tomando el mando e interpretando “Fire” con unos más que creíbles efectos de guitarra al estilo Hendrix. Poco después, el show alcanzaba su cima con la presencia de Jimmy Barnatán, conocido actor y músico español que dejaba a todos boquiabiertos con su interpretación de “Mustang Sally”. Ligeramente ralentizado, el tema de Wilson Pickett le vino como anillo al dedo, permitiéndole improvisar y jugar con su privilegiada voz junto a la banda. A partir de entonces, las canciones de los Rolling Stones serían las protagonistas. Del gran Exile on Main Street escogerían “Tumbling dice”, y echarían la vista más atrás todavía con “Route 66”, popular rhythm and blues en el que Tarque incluso se atrevió con la batería.

La medianoche había pasado de sobra, pero aún quedaba un bis con sorpresa incluida. Aquella noche no faltarían temas en español. En concreto, Hot Legs echaban el resto con dos canciones de Tequila, pudiendo contar para ellas con su propio líder, el argentino Alejo Stivel. Tras volver a recordar a los Stones con “Dead flowers”, el tema “Hot legs” sonaba de nuevo anunciado así el fin del concierto. Más que un concierto, una fiesta, un homenaje a los clásicos disfrutado al mismo nivel por músicos y público. Una multitudinaria terapia de grupo con el mejor rock clásico como hilo conductor.

Fotografías: Aitor García.

2 Comentarios

  1. Yo tambien estuve haciendo cola esperando para comprar una entrada (porque en la pagina de la sala dijeron que quedaban pocas en taquilla, pero que quedaban), para que al final las vendieran todas por internet.

    Me hubiera gustado ver el concierto y que la sala lo hubiera previsto mejor y que ademas controlen a la gente que ponen de cara al publico, pues uno de los puertas tuvo un trato desagradable con los que estabamos esperando tanto rato.

Dejar respuesta