¡No seas pelota!

0
427

Decía el patriarca de los Simpsons en un capítulo que una de las frases más importantes que debe aprender una persona en la vida es: “Buena idea, jefe“.

En efecto. En esta sociedad tan jerarquizada hacer la “pelota”, de vez en cuando, puede ayudar a más de uno a conseguir sus propósitos. Claro que la mayoría de las personas tenemos esta expresión tan asumida como que 2+2 es 4. Pero, ¿cuándo nació? ¿y por qué?. Si alguno se lo ha preguntado alguna vez, aquí tiene la respuesta:

El billar no es tan “joven” como algunos piensan. Claro que sin irnos demasiado lejos, hay que recordar que nuestro colega Fernando VII ya lo practicaba a principios del s. XIX. Fernando era un gran aficionado a este juego y solía echar largas partidas con su grupo de seguidores. Éstos eran tan buenos jugadores que colocaban estratégicamente las bolas para que al rey le resultase fácil meterlas en los respectivos agujeros, por lo que se les comenzó a llamar “pelotas”.

A partir de ahí, todo fue rodado y se empezó utilizar el término “hacer la pelota” a todos aquellos que intentan halagar a sus superiores.

Dejar respuesta