“No habrá paz para los malvados” se alza como ganadora en los Premios Forqué

1
93

El Palacio de Congresos de Madrid se vistió ayer de gala en la ceremonia de entrega de los Premios Forqué, un evento en el que Elena Anaya y José Coronado consiguieron los galardones a la mejores interpretaciones femenina y masculina por sus respectivos trabajos en La piel que habito y No habrá paz para los malvados. Además, el filme de Enrique Urbizu conquistó el XVII Premio Cinematográfico José María Forqué concedido por EGEDA, entidad gestora de los derechos de los productores audiovisuales.

José Coronado

Muy emocionado, Urbizu fue escueto a la hora de dirigirse al público: “Muchas gracias en nombre de todo el equipo. Es un honor estar aquí esta noche”. Su cinta se impuso a las otras nominadas, Balada Triste de Trompeta (Alex de la Iglesia), La Piel que Habito (Pedro Almodóvar), La Voz Dormida (Benito Zambrano) y Primos (Daniel Sánchez Arévalo).

En la categoría de Mejor Interpretación Masculina y Femenina, los galardones recayeron en Elena Anaya, por su papel en La piel que habito, y José Coronado, por su trabajo en No habrá paz para los malvados. De esta forma se quedaron sin premio Javier Bardem (Biutiful), Luis Tosar (Mientras Duermes), María León (La Voz Dormida) y Pilar López de Ayala (Medianeras).

Subida al escenario y con el trofeo en las manos, Elena Anaya dedicó unas palabras a sus compañeros: “María, eres una bestia de la interpretación; Pilar tú siempre estás ahí porque eres lo mejor que hay en el cine español. Gracias a los que me habéis elegido y a Pedro Almodóvar, porque me ha hecho profundamente feliz y porque llevamos treinta años viendo las maravillosas películas que nos regala. Jan Cornet, este premio también es para ti. Y para lo mejor que me ha pasado en mi vida, que es mi familia”.

Elena Anaya recogiendo el premio

Por su parte, José Coronado afirmó que tanto Luis Tosar como Javier Bardem son dos de sus actores de referencia. Asimismo, el intérprete dio las gracias a los productores “por seguir apostando por el cine español en estos tiempos tan difíciles”. “ Y gracias al equipo de No Habrá Paz Para los Malvados y al gran maestro del cine negro que es Enrique Urbizu, un ser humano como no hay otro. Estoy muy emocionado”, añadió.

El director Fernando Trueba no pudo acabar la la velada más satisfecho: no sólo recibió la Medalla de Oro por toda su carrera en su faceta como productor, sino que también recogió el Premio Especial EGEDA al Mejor Largometraje Documental o de Animación por Chico y Rita, dirigida al alimón con el diseñador Javier Mariscal.

Trueba señaló que su reconocimiento como productor era “injusto”, ya que quien más se lo merece es Cristina Huete, esposa del cineasta y auténtica productora de sus filmes. “Siempre he hecho las películas porque creía en ellas y no pensando en el éxito. Nos hicimos productores por obligación, porque cuando dirigí Ópera Prima, hace más de treinta años, pensaba que todos los productores me iban a llamar para ofrecerme proyectos. Pero nadie llamó y nos dimos cuenta de que, si queríamos dedicarnos a esto, quizá también debiéramos hacernos productores ”, recordó.

Fernando Trueba

También subieron al escenario el presidente de EGEDA, Enrique Cerezo, que hizo un discurso en contra de la piratería, y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que declaró su intención de “estudiar la mejor manera para que el Estado contribuya a un justo desarrollo de la industria del cine”.

 Fotografías: María Jesús Pérez Girón

 

1 Comentario

Dejar respuesta