Ni un “segundo” de tregua

0
250

En un concierto especial, que tuvo el acompañamiento de una mini orquesta acústica y como escenario una elegante y majestuosa sala, el grupo ‘indie rock’ Second acudió el pasado viernes al Círculo de Bellas Artes de Madrid para presentar su nuevo disco, 15, un recopilatorio con el que la banda murciana celebra sus quince años de andadura musical reuniendo sus mejores temas.

La solemnidad del lugar podía dar lugar a dudas y hacer creer que se iba a presenciar un concierto serio, pero desde el primer momento de la noche, Second dio muestras de una energía y efusividad totales. La banda, formada por Sean Frutos, Jorge Guirao, Javi Vox, Fran Guirao y Nando Robles, hizo su aparición en el escenario con “Mañana es domingo”, un tema que proporcionó la primera dosis de fuerza instrumental.

Después vino “Demasiado soñadores”, una pieza correspondiente al disco homónimo Second y que también está incluida en el nuevo álbum recopilatorio de la banda. Uno de los grandes momentos del concierto estuvo protagonizado por “Muérdeme” (si el propio título de la canción ya resulta insinuante, escuchar el tema en directo puede suponer un momento de éxtasis absoluto).

El caluroso público fue partícipe de un espectáculo donde el perfecto directo y el sonido envolvente que generaba la banda fueron incrementados por los tres violines, el contrabajo y la trompeta que conformaban la pequeña banda acústica.

Con el vocalista Sean Frutos y los demás componentes de la banda entregados a la causa, “N.A.D.A.” y  “A las diez” fueron dos de los temas más emotivos e intensos de la noche. Pero sin duda, si hay que citar el momento más mágico e intimista de la velada, hay que cederle el lugar a “Más suerte”, la última canción que tuvo el acompañamiento de la banda acústica. Frutos terminó la interpretación con una sonrisa, complacido de ver la entrega del público, que mantenía los ojos brillantes con cada palabra del cantante.

A continuación el Círculo de Bellas Artes se vio transformado en un “Rincón Exquisito”, convirtiendo el calor de la sala en llamas de euforia. “Autodestructivo”, “Invisible”, “Watching the moon” “Psicopático” o “Prototipo” hicieron vibrar al público, sin permitir ni un momento de descanso. “Hay que disfrutar del presente porque el presente nos pertenece”, recomendó uno de los músicos a la audiencia congregada.

Como punto y final, Second interpretó su famoso tema “Rodamos”, que consiguió que todos los fans se fuesen a casa empapados en sudor pero con una sonrisa en la boca y ganas de más.

Fotografía: María Montes

Dejar respuesta