Netflix pone fin a la realidad del amor millennial, ‘Love’

1
491

La plataforma de visionados, Netflix, es sin duda alguna una de las grandes herramientas del siglo XXI. Además de apostar por el éxito subiendo contenido variado de la industria audiovisual también están apostando por crear el suyo propio. Entre sus joyas se encuentra Love. Esta serie finalizó el día 9 de Marzo tras tres temporadas en pantalla. Pero, ¿qué tiene de especial para que nos dé tanta lástima que llegue el fin de sus días?

Fuente: http://www.indiehoy.com/series/netflix-cancela-love-tras-anunciar-tercera-temporada/

Muchas veces lo sencillo gana a lo estrafalario y es justamente lo que le sucede a Love. Sus dos protagonistas, Mickey, interpretada por Gillian Jacobs y, Gus, interpretado por el pintoresco, Paul Rust consiguen ser un hilo conductor perfecto. Por ambas partes los actores ya cuentan con experiencia en el ámbito de la comedia. Gillian ha participado en otras series como Girls emitida en HBO o Community, uno de sus primeros trabajos en la industria. Además, este mes será la protagonista de otro de los productos de Netflix, la película Ibiza. Por otro lado, Paul ha destacado por papeles en películas como Malditos Bastardos o Locuras de un nerd.

Mickey y Gus viven en Los Angeles persiguiendo un estilo de vida digno que les haga disfrutar de su juventud. Gus es un profesor de jóvenes actores anclado en un estudio de Hollywood y menospreciado por sus compañeros de trabajo. Su sueño es llegar a ser guionista algún día pero debido a sus habilidades sociales nadie le toma enserio.Mickey es una atractiva joven que tiene problemas con el vicio: drogas, sexo y alcohol. Su batalla en la vida es abstenerse a caer en estas trampas mientras mantiene la normalidad trabajando en una emisora de radio.

La característica que consigue que empaticen con nosotros es su personalidad. Ambos se salen totalmente de los parámetros que podrían incluirse en lo que consideraríamos como una persona normal. A pesar de que esto los haga especiales no sobrecargan en ningún momento la serie. Se podría pensar que el centro de atención son sus diferencias, pero por el contrario el interés se centra en su deseo de lidiar con ellas para estar juntos.

Fuente:
https://www.bustle.com/articles/143417-on-love-addiction-happens-quietly-which-makes-the-netflix-series-uniquely-honest

Su relación no sigue en ningún momento el estándar establecido en las series románticas. Los dos se conocen de manera inesperada en una gasolinera y acaban pasando el día juntos por causas ajenas finalizando la jornada con el comienzo de una relación amistosa. Finalmente se vuelven a ver debido a la complicidad que nace entre ambos y distintas acciones en su vida como un intento por parte de Mickey de intentar juntar a Bertie, su compañera de piso y a Gus. Lo que acaba naciendo como una posible amistad entre los dos acaba siendo el inicio de un romance. El desarrollo del comienzo de dicha relación es sencillamente verosímil y espectacular. A lo largo del tiempo se puede ver como evoluciona esta nueva historia entre los protagonistas pudiendo observar tanto situaciones de completa felicidad como peleas. Ante todo destaca siempre el máximo respeto que se tienen uno hacia el otro.

Además de conseguir entretener también trata de adoctrinarnos impulsando un tipo de relación sana dentro de un siglo lleno de relaciones tóxicas. La importancia que se les da a los protagonistas como pareja se le da también como seres individuales. Los directores quieren que veamos cómo ambos tienen además un gran potencial como seres humanos independientes. Lidian con problemas de su pasado, de su presente y futuro pero amándose y apoyándose el uno en el otro. En una sociedad dónde el machismo se esconde en situaciones cotidianas es de gran importancia mostrar al público aspectos como estos. Como bien dice el dicho “una imagen vale más que mil palabras”. Al fin y al cabo, lo que consiguen es que podamos observar un romance que se podría asemejar perfectamente a una relación real a la que nos gustaría aspirar.

Por otro lado, también se produce un vínculo entre el protagonista y el espectador que logra que podamos sentir emociones que hayamos podido experimentar a lo largo de nuestra vida. Un cosquilleo por todo el cuerpo durante la primera cita, la perplejidad tras ese primer beso o incluso el no saber si escribir tu primero a la otra persona o no. La mirada que hacen respecto al aspecto sexual también se hace destacar. Rompen con el sentido tabú del panorama erótico y lo muestran como una parte esencial y divertida de una relación. Sin duda alguna una nube de situaciones que describe a la perfección a la generación millennial.

Love es tan solo una serie que muestra la realidad y que consigue que queramos devorar todos los capítulos gracias a su sencillez. Sin duda alguna una gran recomendación que tristemente ya tiene fin pero que consigue que aprendamos algo de ella sin pretenderlo. ¡Gracias Netflix por ofrecernos tesoros como estos!

Fuente:
http://www.abc.es/play/series/noticias/abci-netflix-love-otra-buena-mala-serie-201703010116_noticia.html

1 Comentario

Dejar respuesta