Nawas Sharif forma Gobierno en Pakistán

0
166

El pasado 11 de mayo Pakistán celebró unas elecciones calificadas por muchos medios de comunicación como un “gran avance para el país”. Nawaz Sharif, líder de la Liga Musulmana de Pakistán-N y derrocado en un golpe de Estado en 1999, logró un sólido triunfo y ya se dispone a formar Gobierno.

Nawaz Sharif. Foto cedida por google.comEl que será nuevo presidente de Pakistán se enfrentó a Imran Khan del partido Tehrik-i-Insaf (PTI), que parece que se convertirá en la principal fuerza política opositora y la familia Bhutto que lidera el Partido Popular de Pakistán (PPP). Sharif no consiguió el apoyo suficiente como para gobernar en solitario como esperaba cuando afirmaba que deseaba la mayoría absoluta porque un gobierno de coalición “no podría funcionar correctamente”. No tendrá que formar coalición con los principales opositores, el partido Tehrik-i-Insaf (PTI) y el Partido Popular de Pakistán (PPP), sin embargo, tampoco consiguió la mayoría absoluta esperada.

Se presentan estas elecciones como un hito histórico pues son las primeras de Pakistán en las que un Gobierno civil dará paso a otro del mismo carácter tras haber agotado su mandato. A pesar de eso, se vieron envueltas en sacudidas de fundamentalistas islámicos que querían bloquear la votación. El resultado fue de una veintena de muertos. Cuatro de ellos, junto con siete heridos, en un ataque contra el candidato independiente, Khadim Hussain. El ataque más violento se cobró la vida de once personas y ocurrió cuando explosionó un artefacto dirigido a acabar con un candidato del Partido Nacional Awani. A pesar de esto la participación fue cercana al 60%.

Tras conocer los primeros resultados del recuento Sharif se dirigió a sus partidarios y expresó que su partido es “el más grande hasta el momento” y que hará “todos los esfuerzos humanamente posibles para sacar al país de la crisis”. Además, prometió convertir a Pakistán en “un estado pacífico y próspero”.

Nawaz Sharif defiende una economía de libre mercado y dijo que Pakistán debería “valerse por sí mismo”, aunque también reconoció que podría necesitar solicitar otro rescate del Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, la alta corrupción que sacude este país será una de las principales tareas de las que deberá ocuparse el nuevo Gobierno, además de solucionar los numerosos cortes de electricidad y la precariedad de las infraestructuras. Lo más temido ahora por muchos pakistaníes es que este nuevo Gobierno vuelva a dejar entrar a militares a dirigir si se repite la incompetencia y la corrupción de la última legislatura.

Dejar respuesta