Nancy "vomita" sobre el machismo y la guerra

0
155

Rifle.
Helicóptero.
F111.
Esvástica.
Granada de metralla.

La crónica empieza así y no de la siguiente manera: El museo Reina Sofía de Madrid acoge la primera gran retrospectiva de Nancy Spero, una de las pioneras del arte feminista. Organizada junto con el Museo d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA), la muestra podrá visitarse hasta el 5 de enero.
Captar al lector para que se acerque a una exposición de pintura abstracta no es fácil y menos aún convencer al público masculino de que el feminismo no discrimina. Uno ve las vejaciones y torturas que sufren las mujeres en tiempos de guerra y puede adivinar el mismo maltrato en los demás seres inocentes. El hecho de que la
aureola de una bomba atómica tenga forma fálica o uterina pertenece al campo de lo expresivo. Asimismo, las cabezas cortadas escupiendo sangre no tienen nombre. Como los ángeles, tampoco tienen sexo.

En “Disidanzas”, Spero (Cleveland, Ohio, 1926) refleja la guerra con guache y tinta sobre papel entre los años 60 y 70, tras revolvérsele el estómago a la vuelta de su estancia en París. Sus títulos son escatológicos (un ejemplo: “Bomba tirándose pedos”) y sus obras, el golpe de gracia a las conciencias que apoyan la contienda en Vietnam (“K.I.L.L. Commies”, “Devil taking Cardenal Spellman to Hell”).

Poco a poco va incrustando la escritura a modo de manuscritos visuales que dan cuenta de los métodos de tortura practicados en América Latina, de las protestas feministas y del control físico y psicológico que padecen las víctimas.

Juega con los espacios vacíos, el movimiento, los colores intensos y finalmente se decanta por las instalaciones sobre la mujer (representada en una de ellas por un tendedero de ropa interior y figuras antropomorfas) y la guerra. De hecho, presentó la última de éstas en la Bienal de Venecia de 2007 como un peculiar maypole o “palo de mayo” con cabezas picassianas incluidas.

¿El objetivo de todo esto? “Recuperar el cuerpo no sólo de los hombres que han intentado poseerlo y controlarlo, sino también de los teóricos conceptuales modernos, hombres y mujeres, que han intentado negarlo”, escribió la artista en 1990. Plásticamente, lo expresa también así:

Les anges.
Merde.
Fuck you.

Fuentes de las imágenes:
The Bug, Helicopter, Victim, 1966
Nancy Spero. Museo Nacional Reina Sofía
http://www.museoreinasofia.es/museoreinasofia/live/exposiciones/actuales/nancy-spero-disidanzas.html

Dejar respuesta