Nancho Novo estrena su ‘Sombra de perro’ en Madrid

2
279

Se abre el telón y aparece José Coronado metido en un contenedor de basura. La mayoría pensará que no es esa la manera más idónea de tratar a uno de los actores más reputados de nuestro país. Sin embargo Nancho Novo ha decidido que es precisamente ese el trato que merece Coronado, que protagoniza escopeta en mano su Sombra de perro.
La obra, que se estrenó el pasado 26 de noviembre y se podrá disfrutar en el teatro Infanta Isabel durante doce semanas, es la séptima que escribe su autor, Nancho Novo, quien confiesa que la idea del libreto surgió hace casi 20 años y que, al rescatarla ahora, ha podido dirigir la obra más fácilmente gracias a la perspectiva que le ha concedido el tiempo. El argumento gira en torno a Guillermo –José Coronado-, un hombre al que la policía encuentra dentro de un cubo de basura armado con una escopeta y se niega a salir.

El motivo de su encierro es tan simple de entender como complicado de creer: su sombra, que tiene forma de perro, es capaz de matar a la gente. Cuando la sombra es pequeña, es como un caniche, pequeña y juguetona. Sin embargo cuando la luz la alarga y hace crecer se convierte en la más peligrosa de las alimañas.

La acción se sitúa a dos niveles. El primero es el “nivel real”, en el que un forense da una conferencia sobre psiquiatría criminal en la que los expertos que escuchan sus palabras son el propio público del teatro Infanta Isabel. El otro nivel, un nivel “en diferido”, lo conforman las proyecciones de vídeo con las que el forense ilustra su charla. Pero las imágenes que verá el espectador no son películas al uso, ya que los actores representan en escena las acciones supuestamente grabadas. Eso sí, el forense maneja a su antojo la grabación con su mando a distancia como si, en efecto, todo estuviera grabado en vídeo: le da al play, pausa e incluso rebobina la cinta para que todo quede bien claro a su audiencia.

El elenco de este thriller lo completan Sonia Castelo, una particular psiquiatra que conversa con el protagonista, Félix Cubero, que encarna al forense que transmite la historia a los oyentes de su ponencia, Camilo Rodríguez, un señorito de pueblo, y Natalia Moreno, que se pone en la piel de Lola, la esposa de Guillermo.

Aparte del suspense que la envuelve, Sombra de perro se caracteriza sobre todo por la originalidad de su performance, que incluye elementos muy novedosos en el ámbito teatral español. Y no sólo entretiene e innova, sino que la obra encierra una interesante reflexión final, ya que esta sombra de perro que atormenta a Coronado simboliza las reacciones emocionales que llevan a los individuos a cometer actos que van incluso en contra de sus principios. Nancho Novo adjudica esta sombra sobre todo a abusadores, maltratadores o asesinos, pero realmente todos tenemos una sombra de perro que puede crecer hasta ser incontrolable en cualquier momento.

Fuentes del texto:
http://www.europapress.es
http://www.elcultural.es
Fuentes de las imágenes:
http://www.gentedigital.es

2 Comentarios

Dejar respuesta