Nadie puede con Indiana, problemas en New York y francotiradores en Arizona

0
64
El pívot de Indiana Pacers Roy Hibbert.
Roy Hibbert. Foto: Basketball Schedule

Segunda semana de competición en la NBA y la vida sigue igual en Indiana. La lesión de Granger no ha sido ningún trauma para el conjunto de Frank Vogel, que aún no sabe lo que es la derrota. El balance es de 8-0, pero las sensaciones son aún mejores. Paul George sigue demostrando que su progresión de la pasada temporada no era un espejismo y continúa liderando el ataque de estos Pacers. Roy Hibbert ha vuelto del verano con una idea bien asentada en su cabeza: defender. El pívot hawaiano es un arma demoledora en la pintura y lo es aún más cuando tiene a David West como aliado.

Por si eso fuera poco, Lance Stephenson vuelve a ser nuevamente el comodín de este equipo, aportando en todas las facetas del juego. Sin embargo, este salto de calidad viene dado por dos incorporaciones para reforzar el banquillo como son Luis Scola y CJ Watson. El argentino es un seguro de vida para cualquier equipo y el ex de los Nets le da a este equipo una velocidad más en ataque.

Si nos desplazamos un poco más hacia el este del país, las cosas no son tan bonitas como en Indiana. New York ve cómo sus dos equipos no acaban de funcionar a pesar de sus impresionantes proyectos. Brooklyn ha puesto todas sus expectativas para conseguir el anillo en esta temporada, pero hasta el momento nada de nada. Jason Kidd no acaba de dar con la tecla para que este equipo funcione. Los Nets cuentan con un pobre balance de 2-4 que no debe tener muy contento a Prokhorov. Deron Williams está muy lejos de su mejor nivel y el equipo no tiene un director para dirigir el juego.

Si cruzamos el puente de Brooklyn, las sensaciones parecen todavía peores en casa de los Knicks. Dos victorias en seis partidos son una pésima noticia para un equipo que cuenta con aspirar a pelearle el trono a Miami. Además la lesión de Tyson Chandler ha sido un duro golpe en el Madison pues deja al equipo sin su referencia en la pintura porque Stoudemire ni está, ni se le espera. JR Smith ha vuelto pero su tono físico y especialmente el mental no parecen pasar por sus mejores momentos. Los rumores de traspaso vuelven a apuntar nuevamente en torno a Shumpert que podría hacer las maletas rumbo a Denver a cambio de Kenneth Faried.

Las buenas noticias vienen desde el otro lado del país, concretamente desde Oregón y Arizona. Los Suns son la gran sorpresa hasta el momento de estas dos semanas con cinco victorias en siete partidos. La irrupción de Markieff Morris (sorprendente MVP de la semana) con varios partidos por encima de los veinte puntos y, por supuesto de Eric Bledsoe, que parece decidido a dirigir a este equipo. Son  las mejores noticias para un equipo que estaba en todas las quinielas para ser el peor equipo de la NBA.

Los Blazers también están teniendo un buen inicio de temporada con Damian Lillard y Lamarcus Aldridge como comandantes de esta nave. Además debemos sumar las aportaciones de Nico Batum y Robin López en la defensa y, especialmente, un elemento que le faltaba a este equipo desde hace mucho tiempo: el banquillo. El veterano Mo Williams encabeza esta segunda unidad que ha dado un salto de calidad a la plantilla con Thomas Robinson, CJ McCollum o Meyers Leonard.

Y si primero hablamos del 8-0 de Indiana, no podemos dejar de hablar de ese 0-8 de los Jazz, que aún no saben lo que es ganar a nadie en dos semanas. En Salt Lake City esperan con ansia el regreso de Trey Burke para dirigir un equipo que tiene todas las papeletas para ser el peor de esta temporada.

Pablo Rodríguez (@pavlinrodriguez)

 

Dejar respuesta