Nadal toma Roma por séptima vez

0
230

La final de Roma estaba destinada a convertirse en un duelo igualado entre los dos tenistas más influyentes de los últimos años pero sobre la pista del Foro Itálico solo existió un Rafael Nadal que no permitió a Roger Federer desplegar su juego y en poco más de una hora y diez minutos, alcanzó un triunfo que resultó mucho más sencillo de lo previsto.

Nadal llegaba a Roma dispuesto a hacer un buen papel y seguir probando la evolución de su recuperación y con la vista puesta más en Roland Garros que en conseguir otra victoria. Pero durante todo el torneo se mostró muy superior a todos sus rivales: en octavos eliminó al letón Ernesto Gulbis, en cuartos a David Ferrer y en semifinales al checo Tomas Berdych.

Roger Federer (31) y Rafa Nadal (26) en una imagen de archivo. Fuente: nick step (flickr)
Roger Federer (31) y Rafa Nadal (26) en una imagen de archivo. Fuente: nick step (flickr)

Roger Federer no realizó un buen torneo en Madrid y llegaba a Roma con buenas sensaciones. Derrotó en octavos al francés Pilles Simon, al polaco Jerzy Janowicz en cuartos y al francés Benoit Paire en semifinales, para acceder a la final como claro favorito demostrando su dominio al no ceder un solo set.

Pero Nadal no le permitió un instante de respiro y cuando todavía no había transcurrido ni media hora de juego el español, se puso con un sorprendente 6-1 que le otorgaba un primer set ganado con contundencia, acierto y calidad ante un Federer, desconocido y descolocado. Resultó un inicio de partido apabullante en el que Nadal desplegó todas las virtudes de su juego: su saque, su revés, las boleas, las subidas a la red…todo le salía bien y además movía a su antojo a Federer por la pista, que en su cara reflejaba una incomprensión absoluta ante la que le estaba cayendo encima.

Comenzó el segundo set del mismo modo: tras tres juegos para el español, el suizo trató de reaccionar empujado por su orgullo y su capacidad y logró ponerse con un 3-1 que resultó un espejismo ante un Nadal imparable que no se inmutó y cerró con un 6-3 el partido, el set y la final ante un Federer que reconoció no tener su mejor día.

Con su triunfo en el Foro Itálico de Roma Nadal alcanza los 24 Masters 1000 y se coloca cuarto en el ranking ATP que le posibilita comparecer en Roland Garros entre los cuatro primeros cabeza de serie. Tras su lesión Nadal no ha podido tener un regreso más exitoso ya que ha encadenado ocho finales de las que ha salido vencedor en seis de ellas. La tierra de París es su próximo desafío.

En la edición femenina una imparable Serena Williams venció por 6-1 y 6-3 a la bielorrusa Victoria Azarenka. En la final de dobles vencieron los hermanos Bryan por 6-2 y 6-3 a la pareja india formada por Mahesh Bupathi y Rohan Bopanna y en dobles femeninos la taiwanesa Su-Wei Hsieh y la china Shau Pei vencieron a las italianas Sara Errani y Roberta Vinci, por 6-4, 3-6 y 10 juegos a 8 en el desempate.

Dejar respuesta