Nadal debuta en Madrid y arruina el cumpleaños a Paire

1
161

El Mutua Madrid Open acogió el miércoles el debut de Rafael Nadal en un duelo que le enfrentaba, por segunda vez en sólo un mes, al francés Benoit Paire. El tenista español se impuso por un 6-3 y 6-4 que le coloca en la siguiente ronda de un torneo que se presenta más asequible, a priori, tras la prematura eliminación de Novak Djokovic.

Más plácido de lo que resultó se preveía el partido. En la pista, Paire plantó cara a un Nadal que poco a poco demuestra que la lesión que le ha mantenido siete meses alejado de las pistas ha quedado atrás. El primer set fue un duelo en el que el francés, lejos de sentirse amedrentado por el escenario y la presión de una afición entregada a Nadal, puso en el escaparate sus cualidades. Haciendo gala de un saque poderoso, unas subidas inteligentes a la red, boleas certeras y dejadas que conquistaron los aplausos del público, el número 32 del mundo, no llegó a ponerle en apuros pero sí exigió una concentración máxima al español, que controlaba el juego desde el fondo de la pista. El 4-2 resultó definitivo y aunque el francés ganó su servicio para ponerse 4-3 no pudo impedir que el manacorí despegara y cerrara el primer set con un claro 6-3.

Rafa Nadal (26), entrena en Madrid bajo la mirada de su entrenador y tío Toni Nadal. Fuente: Mutua Madrid Open
Rafa Nadal (26), entrena en Madrid bajo la mirada de su entrenador y tío Toni Nadal. Fuente: Mutua Madrid Open

Resultó más igualado el segundo set. Paire, que se defendió muy bien durante el primero, puso en más aprietos a Nadal en la reanudación. Se hizo con su servicio para adelantarse 1-0 pero Rafa también mantuvo su servicio para empatar a 1. Tras llegar empatados al 4-4 Nadal tomó la iniciativa con agresividad y se puso por delante con un 5-4 que terminó por desconcentrar al francés, que protestó varios puntos al árbitro haciendo gala de un carácter algo peculiar. Pero la clase y la inteligencia del español le bastaron para cerrar su debut en Madrid con un claro 6-4 en poco menos de hora y media, amargando el vigésimo cuarto cumpleaños de la última revelación francesa del mundo del tenis.

“Ha sido un partido complicado, porque él es un rival incómodo porque no te da ritmo. He tenido un momento complicado con el punto de rotura del segundo set, que no sé cómo lo he salvado, pero afortunadamente así ha sido”, reconocía Nadal nada más terminar el encuentro.

Es el inicio de un camino en el que el español tratará de desafiar a todos aquellos que no le sitúan como favorito para la victoria final alegando que Roger Federer está un escalón por encima. Nadal ha vuelto más fuerte tras los duros momentos que le ha tocado vivir a causa de una dolorosa lesión y dispuesto a luchar por los grandes títulos de la temporada por lo que hacerse con el Masters 1000 de Madrid puede ser un gran inicio y una buena ocasión para demostrar, una vez más, que su talento e inteligencia sobre la pista están por encima de su entrega y pundonor.

La magnífica relación de Rafael Nadal (que desde su vuelta en febrero ha disputado seis finales y ganado cuatro) con el público de Madrid parece inquebrantable y desde que aterrizara hace unos días en la Caja Mágica todo han sido muestras de cariño en ambas direcciones. Nadal exhibió el pasado domingo sus ganas de debutar en la capital. “Jugar en casa es motivo de alegría y motivación; aquí he vivido momentos muy bonitos en mi carrera”. La afición no ha dejado un minuto de acompañarle, ni siquiera en los entrenamientos.

El partido resultó además una buena ocasión para conocer un poco más de cerca a la sensación francesa del año. Con sus recién cumplidos veinticuatro años, Paire (nunca ha ganado ningún título ATP desde que debutara en 2007 aunque ha alcanzado varias finales) presenta unas condiciones excepcionales para llegar a convertirse en un rival muy complicado. Con sus 1,98m y 80 kilos hace gala de un físico poderoso y mucha calidad en sus subidas a pista. Quizás, por lo visto en los dos encuentros que ha disputado en España ante Nadal, le sobra un poco de impaciencia en los momentos clave del partido pero en Madrid ha demostrado que es una apuesta segura para los próximos años.

1 Comentario

Dejar respuesta