Nadal arrasa a un gran Ferrer y se mete en semifinales

1
66

Los cuartos de final del Mutua Madrid Open depararon un duelo español en el que solo uno podría sobrevivir para acceder a las semifinales. Con el público dividido a la hora de gestionar sus afectos, cada punto fue celebrado con igual intensidad con independencia de quien lo ganara. Pero Nadal salió vencedor de una batalla hermosa y disputada que finalizó con un 4-6, 7-6 y 6-0, y que le sitúa en semifinales.

La expectación no desbordó la pista central de la Caja Mágica, que no se llenó. Con empate a uno, en mitad del tercer juego, el árbitro presionó a Nadal y emitió un aviso para que no tardara tanto en jugar su servicio (los 25 segundos de los que disponen los tenistas para sacar en ocasiones resultan escasos para jugadores como Nadal para quien este ritual forma parte de sus características y le ayuda a descansar y a mantener la concentración). Ferrer se puso 1-2 y el manacorí, notablemente más delgado, se desquició.

Desde ese momento ya no fue capaz de recuperar la concentración y Ferrer explotó al máximo sus cualidades para llevar la iniciativa en el juego. Con una acertadísima derecha, el alicantino aguantaba los envites de un Nadal que le hacía moverse por toda la pista pero que perdía puntos ganadores debido a los errores en los reveses. Logró empatar a cuatro Nadal pero el acierto en las subidas de Ferru le colocaron 4-5 y con un definitivo 4-6 que en poco más de cincuenta minutos pusieron el 1-0 en el marcador a favor del tenista alicantino.

 

Rafa Nadal (26) celebrando un punto. Fuente: Mutua Madrid Open

El segundo set comenzó con un juego largo muy disputado que cayó del lado de Ferrer porque la bola enviada por Nadal se quedó corta y no pasó la red. De nuevo empate a uno, pero Rafa rompió el servicio de Ferrer y se puso 2-1. Solo fue un espejismo porque un concentradísimo Ferrer se puso de nuevo por delante con un 2-3 y un 2-4. Pero Nadal siempre vuelve…

La resurrección de Rafa comenzó con bolas nuevas sobre la pista y le dio la vuelta al set empatando a cuatro; empatados a seis y, llegados al tie break, la lucha se volvió apasionante entre dos tenistas extraordinarios. Con un 7-6 lleno de emoción, el set se lo adjudicó un Nadal que afrontó el tercer set con un nuevo estado de ánimo a pesar de las dos horas de juego que ya arrastraba sobre sus espaldas.

Nadal volvió a ser Nadal y arrasó a todo elemento que se le puso por delante: el árbitro siguió apremiándole pero ya no le afectó, el sol cada vez le castigaba con mayor intensidad pero parecía no sentirlo y a pesar de la entrega y el talento de Ferru, Nadal ya era un huracán y no iba a premitir que nadie le apeara de la semifinal en Madrid.

Con un claro 6-0 le dio la vuelta al partido un extraordinario Nadal que a pesar de recibir un fuerte golpe fortuito con su propia raqueta en la cara terminó el duelo en algo más de dos horas y media de espectáculo. Volvió un convincente Nadal, que sigue siendo el máximo favorito para la victoria final.

1 Comentario

Dejar respuesta