Nacho Vegas, de nuevo sobre el papel

0
193

Carlos Prieto llevó a cabo, ayer en FNAC de Callao, la presentación del libro que retrata al cantautor asturiano basándose en su álbum homónimo, que próximamente cumplirá diez años.

Nacho Vegas y Carlos Prieto presentaron ‘Cajas de música difíciles de parar o el desencanto de Nacho Vegas’, libro basado en el álbum que lleva este título. La presentación tuvo lugar en la cuarta planta de la FNAC, o más bien en un rincón de ésta, ya que el fórum no estuvo disponible debido a que el evento coincidió con la firma de discos de Las Nancys Rubias y Mario Vaquerizo como protagonista. “Una pena, se nota qué tipo de música es la que tira en este país”, comentó un resignado Prieto.

Tras llenar el aforo sobradamente, Carlos Prieto -autor de la obra perteneciente a la editorial Lengua de Trapo dentro de la colección Cara B, nueva colección que incluirá títulos referentes a importantes grupos dentro de la música patria como Kortatu, Mecano o Alaska- procedió a contextualizar el libro. Si hay algo que destacó Prieto sobre el proceso de creación estos libros es que los autores no han de ser necesariamente amables con el músico y han de adoptar otro tipo de perspectiva ajena a éste. Antes que ahondar en el álbum mismo, decidió bucear en el carácter del propio Vegas, en la situación social de la época y la reacción de un público escéptico ante este tipo de música.

Habiendo empezado a finales de los años 90, Nacho Vegas era rechazado por el movimiento indie al pertenecer a la llamada corriente de “cantautores” y ser comparado con músicos como Víctor Jara o Víctor Manuel. Toda esta fobia hacia Vegas por parte de dicho sector vino por la identificación de este tipo de música con el periodo del franquismo, que se había quedado atrás hacía bastante, con unas letras protesta que no se ajustaban a la realidad social de aquella época. También, según Prieto, por la superioridad moral de los indies, que llamaban a este tipo de artista “casposo”. Tampoco ayudó mucho el aura de ‘maldito’ de Nacho Vegas, instaurada por la industria, algo que detestaba. Lo mismo podemos decir del ambiente de sus conciertos, considerados por la crítica como “shows nocturnos escabrosos”. Además de esto, en el libro se habla del entorno en el que se gestó el álbum, una Asturias en medio de la reconversión industrial y de la conflictiva relación del músico con su padre, algo que posteriormente marcaría sus letras.

Tras esta presentación, un Nacho Vegas visiblemente nervioso (“es un tímido patológico”, afirmó Prieto) procedió a contestar varias preguntas de los allí presentes y a compartir su propia visión de la música. “Canto lo que no soy capaz de expresar de otra forma”, afirmó. También defendió la figura del cantautor al declarar que, aunque se ve de forma distinta y con otras connotaciones en el resto de países, tuvo una gran importancia en su momento haciendo una crítica certera de la realidad social antes de sucumbir a la cultura de la Transición. Finalmente, tras la ronda de preguntas, tanto Vegas como Prieto comenzaron la firma del libro.

Fotografía: Beatriz Gil Burgos

Dejar respuesta