Mutua Madrileña Masters Madrid 2007

0
427

Madrid acogió un año más el Masters Series de tenis. Uno de los torneos más importantes de la temporada en el que se reunieron las mejores raquetas del circuito ATP. El cuadro principal estaba plagado de virtuosos de la raqueta y eso se tradujo en el gran tenis del que pudo disfrutar el público que acudió día tras día al Madrid Arena, batiendo un nuevo récord de asistencia: 136.000 espectadores durante los nueve días del torneo.

A continuación se expone un breve resumen de los hechos más destacados de lo ocurrido en el octavo Masters Series de la temporada.

David Nalbandián culmina su gran semana

El tenista argentino dio la sorpresa al imponerse en la final al número uno del mundo, Roger Federer, después de remontar un set en contra. Aunque para muchos no fue tal, ya que el argentino realizó una gran semana superando a rivales nada fáciles. En tres días derrotó al número dos del mundo, Rafael Nadal, al número tres, Novak Djokovic, y al número uno, Roger Federer, hecho que denota lo meritorio de su victoria.

En la final supo sobreponerse a Roger Federer y a todos los imprevistos que se sucedieron en la pista central. En el primer set, cuando Nalbandián estaba a punto de conseguir el primer break del partido, el famoso ojo de halcón no funcionó para corregir una decisión de uno de los jueces de línea, incidente que desconcentró al argentino. Más tarde, cuando el tenista cordobés estaba lanzado para ganar el segundo set, un cable se volvió loco y empezó a soltar gas. El juego tuvo que detenerse durante seis minutos, pero Nalbandián no perdió la concentración. Por último, ya en el tercer set, la megafonía le jugó una mala pasada al argentino cuando el micrófono del speaker de la pista se encendió por un descuido y el ruido se escuchó en el recinto. Ni con esas Nalbandián mostró un síntoma de debilidad. Iba lanzado a por el primer Masters Series de su carrera profesional.

Al final del torneo, David Nalbandián se mostró muy contento por el tenis desplegado durante todo el torneo y por poder haber batido a las primeras raquetas mundiales del momento. Demostró que, a pesar de su clasificación, no se encuentra muy lejos de los mejores.

Además de ganar el campeonato en la categoría individual, el argentino certificó su gran semana llegando a las semifinales del cuadro de dobles haciendo pareja con Guillermo Cañas. Ambos estuvieron a punto de meterse en la final, pero los intratables hermanos Bryan se pusieron en su camino. Aún así, Nalbandián realizó una semana de ensueño en Madrid.

La “Armada” española tuvo un papel discreto

Al jugarse el torneo en tierras españolas, los tenistas nacionales tenían una especial motivación, ya que tenían al público de su lado. Algunos de ellos no estuvieron a la altura. Sobretodo Tommy Robredo y David Ferrer, los dos españoles que se encuentran inmersos en la lucha por conseguir una plaza para la Copa Master de Shangai (Rafael Nadal ya está clasificado). Ambos perdieron a las primeras de cambio, al igual que Carlos Moyá, otro tenista con posibilidades de acceder al último torneo del año que reúne a las ocho mejores raquetas de la temporada.

Rafael Nadal, la gran esperanza del público español, volvía a la competición después de estar parado desde el US Open. El manacorí notó la falta de ritmo y no pudo desplegar su juego. Logró imponerse a Marcos Baghdatis y a Andy Murray, dos rivales duros, con algunas dificultades, pero no pudo hacer nada ante el imparable David Nalbandián. Nadal volvía a perder por segundo año consecutivo en cuartos de final.

La gran sorpresa española del torneo fue Feliciano López. Accedió al cuadro final mediante votación popular y sólo Roger Federer pudo pararle, aunque no sin problemas. El tenista de Toledo se encontró cómodo sobre el greenset del Madrid Arena, un torneo que se le da bastante bien, y se valió de su potente saque para ir superando rivales. Aunque el número uno del mundo frenó su gran racha.

Otro de los tenistas que encontró su mejor nivel en Madrid fue Juan Carlos Ferrero. Superó a Carlos Moyá en un duelo fraticida y le puso las cosas muy difíciles al serbio Novak Djokovic en cuartos de final. El partido estuvo muy reñido, pero el serbio demostró por qué es el número tres del mundo. Ferrero recuperó el tenis que le hizo liderar la clasificación mundial hace unos años. Una muy buena noticia para el tenista de Villena, que no termina de conseguir esa regularidad que tenía tiempo atrás.

Los hermanos Bryan revalidaron título en la categoría de dobles

Mike y Bob. Bob y Mike. Son los dos gemelos que tienen revolucionado el circuito de la categoría de dobles. Estos dos hermanos idénticos en apariencia asombran al mundo entero por el gran tenis que despliegan. Están tan compenetrados en la pista que sus movimientos parecen dignos de la mejor competición de natación sincronizada. Poco habituales en el cuadro individual de los torneos, son los actuales dominadores de la categoría de dobles. Volvieron a Madrid para defender el título conseguido en la pasada edición y no defraudaron. Demostraron por qué son los mejores del circuito arrasando a todos sus rivales. A pesar de que con el peculiar sistema de puntuación de la categoría de dobles pueda no parecerlo, impusieron su juego a todas las parejas que se situaron al otro lado de la red. Se mostraron muy firmes y no titubearon en ningún momento. En la final se impusieron a otros especialistas en dobles, los polacos de nombre impronunciable Marjusz Fyrstenberg y Marcin Markowski.

Las modelos recogepelotas, cada vez mejor

Suscitaron mucha polémica cuando irrumpieron en el torneo hace algunos años, pero las modelos recogepelotas, sello característico del Masters Series de Madrid, respondieron a todas las críticas realizando un trabajo brillante durante todo el torneo. Ningún jugador se quejó de ellas. Todas se mostraron muy profesionales y atentas ante todo lo que pasaba en pista. El entrenamiento previo al torneo dio sus frutos.

La ignorancia de los VIP’s

Capítulo aparte merecen los “VIP’s”, esa gente que únicamente va al Madrid Arena a lucir palmito y a chupar cámara. Los hubo de todos los tipos: desde deportistas hasta personas del mundo del espectáculo pasando por los más habituales de las revistas del corazón. Nadie se quería perder el Masters Series, aunque para muchos la jornada de tenis empezaba a las ocho con el partido televisado y terminaba cuando éste. Más que a ver tenis iban “a ver a Nadal” o “a ver a Federer”. ¡Que la jornada empezaba a las once de la mañana!

Pero esto no es lo grave del caso. Más de uno (y más de dos) no tenía ni idea de en qué consistía el deporte de la raqueta. Las conversaciones que se escuchaban por los palcos del tipo “¿y eso del tie-break, qué es?” eran vergonzosas y más aún lo era que en cada cambio de lado el juez de silla tuviera que esforzarse porque nadie estuviera de pie. Algo hay que hacer con estos VIP’s a los que poco les importa el tenis.

Rumbo a la Caja Mágica

La edición del año que viene será la última bajo la denominación de Masters Series de Madrid y la última que se dispute en el Madrid Arena. A partir de 2009 la capital española tendrá la oportunidad de disfrutar de los mejores tenistas, tanto masculinos como femeninos, en un “mini-grand slam” mixto que se disputará sobre tierra batida en mayo, unas semanas antes de Roland Garros. La Caja Mágica será el recinto que acoja este torneo. Un pabellón en el que se integran tres estadios cubiertos con capacidad para 12.000, 3.500 y 2.500 espectadores respectivamente. Además, contará con 16 pistas exteriores, 5 pistas cubiertas con gradas para 500 espectadores y 6 pistas cubiertas de entrenamiento. Una inversión muy fuerte para ser uno de los mejores torneos del circuito ATP. Y no lo olvidemos, la Caja Mágica será la joya de la corona de la candidatura olímpica de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2016.

Fuentes de las fotografías:
© web oficial del torneo (
www.mutuamad-mastersmadrid.com), salvo “VIP’s en palco” (© Reuters), “Pista Central” (© JoCaN) y “Caja Mágica” (© Madrid 2012).

1 Comentario

Dejar respuesta