Morsi pierde el pulso del decretazo que originó la crisis política en Egipto

0
65

Egipto. Foto cedida por anticapitalistes.netEl presidente mantiene el referéndum sobre la constitución previsto para el día 15 de diciembre. Las Fuerzas Armadas rompen su  silencio y afirman que no permitirán que este conflicto degenere en una confrontación civil. La oposición se niega a dialogar y ha convocado numerosas manifestaciones por todo el país.

En una reunión celebrada en la noche del sábado, el presidente Mohamed Morsi anunció la derogación de la controvertida declaración constitucional con la que se otorgaba poderes casi absolutos, y que dio origen a la crisis política que atraviesa el país. Sin embargo, el presidente no ha accedido a la otra gran demanda de la oposición, y mantiene la celebración del referéndum constitucional, previsto para el próximo 15 de diciembre.

El rais islamista asignó a un grupo de expertos la tarea de la redacción de un nuevo decreto que sustituya al anterior. A medianoche, MENA, la agencia oficial egipcia ya anunció el contenido del nuevo decreto, que conserva sólo algunas cláusulas de la declaración constitucional. Ahora bien, no incluye la provisión que blindaba todas las decisiones de Morsi frente a una posible revocación por parte de la justicia, uno de los puntos más polémicos. El decretazo ha unido en un mismo frente a jueces celosos de sus prerrogativas y su autonomía, activistas revolucionarios, personalidades laicas, y nostálgicos del viejo orden. Enfrente, se sitúan las corrientes islamistas: los Hermanos Musulmanes, el partido del rais, y los movimientos salafistas.

Por otro lado,  en su primer comunicado oficial desde el inicio de la crisis, el ejército insta al gobierno y oposición a resolver sus diferencias a través del diálogo, advirtiendo las consecuencias del actual enfrentamiento. “Las Fuerzas Armadas afirman que el diálogo es la mejor y única forma de conseguir un consenso. Lo contrario nos llevará a un oscuro túnel que resultará en una catástrofe, y eso es algo que no podemos permitir”: todo un aviso a ambos bandos de que el ejército no permitirá que el actual conflicto degenere en una confrontación civil. Las Fuerzas Armadas son la institución más poderosa del Estado. Los generales asumieron las riendas del país tras la revolución de 1952, y no las cedieron hasta el pasado mes de junio, una vez elegido Morsi.

Los enfrentamientos de la semana pasada entre los opositores de Morsi y sus seguidores han dejado una herida abierta en el país. Tras el discurso televisado del presidente, la oposición egipcia se cerró en banda. El Frente de Salvación Nacional, partido que aglutina a la oposición no islamista del país, anunció su profundo rechazo alegando que sus demandas no han sido escuchadas y, apuntaba en un comunicado, “por carecer de los elementos necesarios para una negociación e ignorar las reivindicaciones principales del Frente”.

El presidente Morsi ofreció a la oposición mantener un diálogo nacional, cuando se abordara el referéndum sobre la constitución, con el objetivo de encontrar un cauce para solucionar la crisis política que atraviesa Egipto. En respuesta el Frente convocó manifestaciones por todo el país.

Los violentos enfrentamientos entre partidarios del presidente y oposición se saldaron con siete fallecidos y más de 600 heridos en la madrugada del jueves. Morsi expresó su pesar por las víctimas mortales, pero aseguró que, algunas personas habían recibido dinero a cambio de incitar a la violencia. Por otro lado, el presidente afirmó que algunos artículos de la controvertida Constitución egipcia, incluidos los que apuntalan las amplias facultades del presidente, podrían matizarse tras el diálogo con el resto de fuerzas políticas.

El premio nobel de la paz, Mohamed el Baradei, comunicó el viernes pasado que “se han cerrado las puertas del diálogo con la presidencia”, además convocó “a todo el pueblo egipcio a celebrar multitudinarias manifestaciones por todo el país”.

Al margen de estas marchas opositoras, el Partido Libertad y Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, hizo un llamamiento el viernes para acudir al funeral de los “mártires” caídos en los choques de estos días.

Dejar respuesta