Mulaya: el Zara chino

0
1148

Mulaya-tienda_de_ropa_chinaSeguro que alguna vez hemos pasado por alguna tienda de moda regentada por chinos, y hemos acabado comprando algo de allí basándonos en su precio económico, aunque no siempre ofreciendo la máxima calidad. Han empezado a crear auténticas cadenas al más puro estilo Zara, entre las que destaca Mulaya, obra de la empresaria china Lisa Pou.

Aunque todavía no están presentes en muchas ciudades de España, las tiendas de Mulaya empiezan a hacerse un hueco en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, y en el boca a boca de la población española. Se conoce a la cadena como el “Zara chino”. La cadena empezó a mano de Lisa Pou como un pequeño comercio chino más, pero con la ayuda de su marido en diseño (iluminación y mobiliario), ha conseguido crear su pequeño imperio textil. De hecho, es lo que más aleja a Mulaya del concepto de la mayoría de negocios controlados por chinos en el país. El orden, la buena iluminación y unas dependientas serviciales hacen que se asemeje más a cualquier cadena del grupo Inditex. Otra novedad es la costumbre de tener a dependientes españoles, aunque siempre hay algún empleado de procedencia china en cada establecimiento.

Fuentes del sector sostienen que hay casi veinte establecimientos Mulaya , un extremo que Pou no quiere confirmar. Aclara que la empresa ha sido fundada en España y para España, argumentando que no venden en ninguna otra parte del mundo y asegurando que Mulaya no tiene establecimientos en China. Mantiene que el negocio va bien, pero que en la actualidad no están pensado en expandir más, quieren centrarse en las tiendas que ya tienen. Trabajan en forma de franquicias, pero de momento solo le confían el cuidado a sus socios familiares.

El negocio de los Pou consiste en primer lugar, en la venta de mobiliario para la tienda, y en la venta de artículos que se distribuirán, después. Mulaya no compra sus prendas directamente en China, sino que las obtiene de los mayoristas chinos instalados en las afueras de Madrid, en Fuenlabrada.

Otra parte de la mercancía, como indican las etiquetas de las prendas expuestas en los establecimientos, procede del área de Prato, en Florencia, donde se encuentra uno de los mayores núcleos de fabricación de moda en Europa, impulsado por los empresarios de origen chino.

Imagen de Sonia Rosúa-Clyne

 

 

Dejar respuesta