Muchos pretendientes para un solo anillo

0
70

Dos conferencias, treinta equipos, más de trescientos jugadores y un solo objetivo: el anillo de campeones de la NBA. Muchos han sido los grandes jugadores que no han conseguido cerrar su carrera con uno en su dedo desde John Stockton hasta Charles Barkley pasando por Karl Malone, Reggie Miller o Pat Ewing. Este año los candidatos se multiplican, pero al final solo uno será quien se lo lleve a casa.

Miami Heat sigue como máximo aspirante al título / Foto: Keith Allison
Miami Heat sigue como máximo aspirante al título / Foto: Keith Allison

Miami Heat sigue siendo el principal candidato. Tras haber sido campeón en los dos últimos años, en Florida sueñan con el three-peat y con la tercera corona de MVP para Lebron. La recuperación de las rodillas de Dwyane Wade será fundamental para medir las aspiraciones de estos Heat, que además se han reforzado con un pívot dominante pero que presenta grandes dudas en cuanto a su físico como Greg Oden. La pintura era la asignatura pendiente en la franquicia y Oden podría ser la solución definitiva.

En San Antonio se han quedado con la miel en los labios del último anillo para Tim Duncan. Esa ventaja de seis puntos desperdiciada en los últimos segundos del sexto partido ha escocido en la moral texana. Con el mismo equipo con el que alcanzaron las pasadas finales, los Spurs buscarán repetir por segundo año consecutivo. La batuta vuelve a estar una temporada más en las manos de Gregg Popovich y el Big Three formado por Duncan, Parker y Ginobilli al que se añaden dos secundarios de lujo como Leonard y Danny Green son las credenciales de los viejos rockeros de la liga.

En Indianapolis tampoco olvidan las finales del año pasado ante los Heat que les privaron de la lucha por el anillo. Larry Bird ha vuelto a los despachos de los Pacers y la franquicia ha vuelto a conocer el éxito. La renovación de un pilar fundamental como David West, la llegada de secundarios de lujo como Chris Copeland y Luis Scola, el regreso de Danny Granger y la consolidación de George Hill, Roy Hibbert y, sobre todo, Paul George es la carta de presentación del equipo.

La gran duda vuelven a ser un temporada más los Knicks. La llegada de Metta World Peace debería aportar solidez defensiva en las posiciones exteriores, pero con los de la Gran Manzana nunca se puede especular. Un equipo cargado de talento pero donde la concentración en momentos claves brilla por su ausencia. Los puntos de Carmelo Anthony y J.R Smith, el rigor táctico de Mike Woodson desde el banco y el tiro exterior son las armas de unos Knicks que quieren volver a llevarse un anillo que hace demasiados años que no se pasea por el Madison.

Al otro lado de la ciudad sueñan con su primer anillo. Prokhorov ha invertido muchos millones en una franquicia hecha para ganar con una cabeza privilegiada en el banquillo como la de Jason Kidd. El traspaso con Boston trajo a Brooklyn a tres estrellas como Jason Terry, Paul Pierce y Kevin Garnett a los que se han sumado dos agentes libres de la entidad de Andrei Kirilenko y Alan Anderson. La guerra en Nueva York ya está servida.

La vuelta de Derrick Rose puede alterar el orden de la Conferencia Este / Foto: Keith Allison
La vuelta de Derrick Rose puede alterar el orden de la Conferencia Este / Foto: Keith Allison

En Chicago también quieren volver a meterse en la pelea con Tom Thibodeau llevando el timón de la franquicia de Illinois. Sin grandes operaciones en el mercado, la mejor noticia para los Bulls es la vuelta de Derrick Rose, tras una última temporada en blanco. La confirmación de Jimmy Butler y la intensidad defensiva de Joaquim Noah y Taj Gibson serán claves para afianzar el “sistema Thibodeau”.

En la Conferencia Oeste tampoco se quieren quedar atrás en la lucha por el anillo, y los Spurs tendrán más rivalidad que nunca. Desde su propio estado, Texas, se presenta su gran rival: Houston Rockets. Tras un verano movido, los Rockets han conseguido la pieza más deseada del mercado, Dwight Howard, que llega para unirse a James Harden y Jeremy Lin para formar su particular Big Three. A ellos se unen jugadores con un futuro prometedor, con Chandler Parsons al frente, que deberían dar un salto de calidad al equipo de Kevin McHale.

En Los Ángeles tampoco querían quedarse al margen de la pelea, pero en esta ocasión hablamos del hermano pobre, los Clippers. En los despachos angelinos se han movido mucho durante este verano para rodear convenientemente a Blake Griffin. La llegada de un entrenador de relumbrón como Doc Rivers ha provocado la renovación de Chris Paul, lo que sitúa a los Clippers en la lucha por el título. Los fichajes de Jared Dudley, Antawn Jamison, J.J Reddick o Darren Collinson deben dar también el salto de calidad definitivo que esperaban en la franquicia.

Tampoco nos podemos olvidar de dos grandes sorpresas del año pasado, Memphis Grizzlies y Golden State Warriors. La franquicia de Tennessee sigue apostando por el roster del año pasado al que se han sumado el prometedor rookie Nick Calathes y un viejo conocido del Fedex Forum como Mike Miller que regresa a la que fue su casa. En Oakland también han apostado fuerte por su equipo consiguiendo la incorporación de un jugador del nivel de Andre Iguodala para unirse al perímetro formado por Stephen Curry y Klay Thompson. Ambas franquicias sueñan con meterse en la lucha por el título.

Las sorpresas nunca son descartables en la NBA, pero a priori estos serán los principales favoritos al anillo. Quién sabe si podremos ver la resurrección de unos Lakers a la deriva, de unos Pistons que llevan demasiado tiempo lejos de los puestos de playoffs o de unos Mavericks que quieren volver a repetir la hazaña de hace tres temporadas. 

Dejar respuesta