Mortadelo Y Filemón. Misión: ¿salvar al cine español?

0
336

“La Gran Aventura de Mortadelo Y Filemón”, dirigida por Javier Fesser dejó un muy buen sabor de boca y grandes resultados en taquilla hace 5 años, siendo inevitable una continuación de las desventuras de los agentes secretos de la T.I.A. Esa continuación llega a todas las pantallas españolas el 25 de Enero dispuesta como mínimo a repetir los números de su predecesora y de paso elevar el número de espectadores y millones en taquilla del cine español que tan mal ha empezado este 2008. En 2007 las películas españolas perdieron más de seis millones de espectadores. “Mortadelo Y Filemón: Misión Salvar La Tierra” va a ser el primer taquillazo español del año, algo que en 2007 se hizo esperar hasta Noviembre cuando se estrenó “El Orfanato”. La nueva aventura de Mortadelo y Filemón cambia de director, en esta ocasión Miguel Bardem y de Mortadelo: Edu Soto, el Neng de “Buenafuente”, sustituye a un Benito Pocino con demasiadas pretensiones económicas, según los responsables de la película. Una producción de Antena 3 Tv, puede haber sido decisivo en el cambio de Mortadelo por actores de la “casa”. Filemón sigue siendo el inigualable Pepe Viyuela, al igual que no cambian El Super (Mariano Venancio), Ofelia (Berta Ojea), el profesor Bacterio (Janfri Topera) y Rompetechos (Emilio Gavira). Las nuevas incorporaciones son Carlos Santos, Povedilla en “Los Hombres De Paco”, como el malvado Botijola y Alex O´Dogherty como su secuaz Todoquisque.

Una gran sequía asola la tierra. Todos los agentes secretos del mundo se reúnen para concretar quién puede estar detrás de este extraño suceso. Botijola, dueño de una bebida que pretende imponer como sustituto del agua, es el responsable de la sequía y aprovechará esa reunión para librarse de todos los agentes secretos del mundo. ¿De todos?, no. Hay dos ex – agentes de la T.I.A., Mortadelo y Filemón, que superando sus diferencias causadas por el honor de la hermana de Mortadelo, serán reclutados de nuevo por el Superintendente  Vicente para investigar quién es el responsable de todos los sucesos. Con la ayuda de los inventos del profesor Bacterio, y de la efusiva secretaria Ofelia intentarán salvar al mundo de la gran sequía que lo está asolando y del malvado Botijola. Un argumento digno de los tebeos de Ibáñez en los que se basa. Conjuga viajes en el tiempo con los golpetazos ya característicos del tebeo español, ayudados por los efectos especiales  que han mejorado, después de cinco años de avances tecnológicos.

Pero lamentablemente, aquí terminan los puntos positivos de la película. El precedente de la película de Fesser, con su visión surrealista del mundo ha dejado el listón demasiado alto y Miguel Bardem no consigue superarlo. El apartado técnico es intachable; ayuda en  las situaciones disparatadas como la máquina del tiempo, la máquina de la lluvia o la gravedad cero, pero se suceden tan precipitadamente, unas muy alargadas (la gravedad cero), otras muy cortas (los viajes en el tiempo) que lo único que hacen es dispersar la atención del espectador. La historia deja de interesar tras el primer viaje en el tiempo, y el reparto de escenas entre los dos protagonistas, deja en evidencia a Edu Soto, muy por debajo de Pepe Viyuela. Inevitable es comparar al nuevo Mortadelo con su predecesor, Benito Pocino. La calidad como actor de Soto está muy por encima del primer Mortadelo, ahora se entiende lo que dice, y ese es el problema. Mortadelo tiene muy pocas cosas  interesantes que decir, primaba más los disfraces y la interactividad con su compañero, y ahí estaba la gracia, en no saber que demonios salía por su boca. Al entenderle en esta nueva película (a Benito Pocino hubo que doblarlo) pierde el encanto de ser el tonto querido por todos. Decisión arriesgada la del cambio de actor, pero seguro que compensará por los espectadores que atraerá el Neng en taquilla.

Los secundarios tampoco ayudan en las comparaciones con la primera parte. El hueco dejado por Maria Isbert es demasiado grande. Sin ella Rompetechos anda perdido y lo único que hace es repetir las gracias de la primera parte. Los malos, Carlos Santos y Alex O’Dogerthy, no llegan a la genial caracterización del tirano Paco Sagarzazu, quizás por ser demasiados conocidos en televisión y no puedes evitar pensar que estás viendo a Povedilla y al chofer de Camera Café. Por último, el perro Bush, creado digitalmente no aporta nada de nada. El personaje está muy bien hecho, es el primer personaje cien por cien digital del cine español, pero innecesario en el desarrollo de la historia y sin gracia. Se caracteriza por pegar a todos los que llevan sombreros. Se echa muchísimo de menos a los personajes de 13 Rue del Percebe, y a todos los que pululan por las historias de Ibáñez, que tienen pequeñísimas apariciones y muy de fondo, aunque Nerón y Torquemada, recuperan ese espíritu gamberro.

Da la impresión de que había muy buenas intenciones al iniciar la película, pero al trasladarlas a la pantalla se ha dejado escapar toda la magia de los tebeos de Ibáñez y que su director no ha tenido oportunidad de expresar todo el cine que lleva dentro tras películas como “La Mujer Más Fea Del Mundo” o “Más Que Amor Frenesí”.Le falta bastante más mala leche en sus bromas, demasiado físicas, y muy blanditas. Será un taquillazo, para empezar el año con buen pie y levantar la cuota del cine español pero también dejará fríos a los seguidores de la primera parte.

Trailer de “Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra”
[youtube]D6SXveSj7Qc[/youtube]

 

1 Comentario

Dejar respuesta