Monumental Cáceres antes de ‘Juego de tronos’

0
1144

Esta semana finaliza el rodaje de la séptima temporada de Juego de Tronos en España. Lo hace en la provincia de Cáceres, donde llevan rodando desde el pasado 15 de noviembre. Tras empezar con una jornada en el castillo de Trujillo, la producción se trasladó al parque natural de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres, donde desde hace algo más de un mes se ha estado rodando, entre otras escenas, la que será la gran batalla de la nueva temporada. Su cercanía con la capital, probablemente haya provocado que se aproveche la parte antigua de Cáceres para finalizar este rodaje que ha traído la serie más famosa del momento por tercer año consecutivo a España. Puede que este sea el espaldarazo definitivo para que la ciudad se dé a conocer a todo el mundo y deje de ser, como hasta ahora ha sido, una de las joyas más olvidadas de España.

Incluso para los que hemos nacido en ella, Cáceres es una gran desconocida, pero poco a poco se va posicionando como destino turístico y cultural de interés. Acostumbrado a visitar la capital para ir de compras o al médico, siempre había tenido la impresión de que la zona antigua eran “cuatro casas mal caías”. Pero un día, con 20 años recién cumplidos, la búsqueda de un kiosco donde comprar el Marca, me llevó a la plaza Mayor. Mi expresión de asombro todavía tiene que perdurar en la memoria de los que se cruzaban conmigo. No podía creer que más allá del Paseo de Cánovas, donde era tan difícil aparcar, se encontraba tal maravilla, que me había perdido durante tantos años. Y eso que sólo había visto la plaza Mayor. En mis posteriores visitas, subiendo las escaleras, cruzando el arco de la Estrella fui descubriendo una ciudad monumental.

Plaza Mayor de Cáceres una tarde de diciembre, días antes de que empiece el rodaje
Plaza Mayor de Cáceres una tarde de diciembre, días antes de que empiece el rodaje

Esas calles de piedra tan bien conservadas, y esas amplias plazas ya habían sido aprovechadas antes de la llegada de Juego de tronos. La celestina protagonizada por una rubia Penélope Cruz, o 1492: La conquista del paraíso de Ridley Scott con Sigourney Weaver y Gerard Depardieu ya pasearon sus fastos por las calles cacereñas. De hecho este mismo año, ininterrumpidamente desde septiembre, se han rodado en sus calles la serie española La catedral del mar de Antena 3, y sigue rodándose Still star-crossed, serie norteamericana que cuenta la vida después de la muerte de Romeo y Julieta en una Verona medieval y que emitirá la cadena ABC.

Tras intentar sin éxito participar como extra en la serie de HBO por sólo dos horas, y ante el inminente rodaje los días 14 y 15 de diciembre, tocaba pasearse por la ciudad que me vio nacer ya que a partir del verano de 2017 entrará en la historia de la televisión mundial como alguno de los parajes de los Siete Reinos de Poniente, el universo creado por George R.R. Martin. Y en ese paseo pude descubrir que la huella de Juego de tronos ya estaba presente en muchas de sus calles.

La Concatedral de Santa María ha visto desaparecer la estatua de su derecha y lucirán los estandartes de la casa Lannister
La Concatedral de Santa María ha visto desaparecer la estatua de su derecha y lucirá los estandartes de la casa Lannister

De hecho las primeras caras conocidas que se dejaron ver por Cáceres fueron los actores que dan vida al fiel guardaespaldas de los hermanos Lannister, Bronn (Jerome Flynn), y al padre de Sam, el duro señor Tarly (James Faulker), que aprovechando que no participaban en el rodaje en Sevilla, se pasearon por el centro de la ciudad disfrutando de los manjares que ofrece la gastronomía cacereña y el buen tiempo. Posteriormente ha sido habitual encontrarse a la Montaña haciendo deporte en el gimnasio del Perú, o a Jamie Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) dando un paseo con bici cerca del hotel de Malpartida donde se aloja la mayor parte del equipo. Los últimos en dejarse ver han sido Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y Tyrion Lannister (Peter Dinklage), que aparecieron por Cáceres el último fin de semana del puente de diciembre. Ella patinando en la pista de hielo del Carrefour y él cenando en las inmediaciones de la plaza Mayor antes de marcharse a la macrofiesta que tenían organizada para las estrellas del rodaje el pasado viernes en un conocido local cacereño. Incluso los madrugadores trabajadores que se pasaban por el polígono de Malpartida al amanecer podían ver cómo todo un ejército se montaban en autobuses para rodar en Los Barruecos. Los cacereños han vivido rodeados de Juego De Tronos durante casi un mes.

Ese mismo viernes me adentré por última vez, antes de que se convierta en un sitio de fama mundial, a través del arco de la Estrella en la parte antigua de Cáceres, para perseguir las huellas que la serie estaba dejando en mi ciudad natal. A partir de ahora será un escenario más de Juego de Tronos. No tardé mucho en encontrar la primera diferencia, ya que en la plaza de Santa María, en la esquina de la Concatedral donde se casó un gran amigo, ya no estaba la estatua a la que tenías que besarle los pies si querías casarte. En su lugar, un saliente de piedra, protegido por vallas y guardias de seguridad me hacía pensar que esta plaza donde hemos tirado el arroz a los novios podría ser una plaza de la capital de los Siete Reinos, Desembarco del Rey, o quizás de Antigua, donde nuestro querido Sam terminó la temporada pasada, aunque al actor que le da vida no se le espera por Cáceres. La presencia de grúas móviles hace prever que en los días que faltaban para el rodaje, esa plaza se transformaría todavía mucho más. De hecho los estandartes de los Lannister ya cuelgan de las puertas de la Concatedral horas antes de que empiece el rodaje.

Supongo que debajo de ese muro seguirá estando la estatua.
Supongo que debajo de ese muro seguirá estando la estatua.

Caminando hacía la plaza de San Jorge, se detecta el siguiente cambio. Las blancas torres de la plaza de San Jorge, están pintadas de un leve marrón-rojizo. Si bien esto no se debe a Juego de Tronos, sino a la serie que se ha rodado previamente sobre Romeo y Julieta. Tras deleitarme con la visión de lo bien que quedarían unas banderas con cualquier logo de las múltiples casas que habitan Poniente, me llevo la gran sorpresa de que al subir dirección al primer aljibe que se puede visitar en la capital, la calle está cortada y adornada con unos toldos que me recuerdan a la parte pobre de Desembarco del rey o a las calles de Braavos donde una saltarina Arya se escapaba de su perseguidora en la última temporada. Observando el trabajo de decoración se entiende porque han elegido Cáceres para rodar los exteriores: con un poco de paja, unas lonas, y madera les ha quedado un callejón bastante creíble.

La Cuesta de la Compañía convertida en un callejón de los bajos fondos de algún lugar de Poniente
La Cuesta de la Compañía convertida en un callejón de los bajos fondos de algún lugar de Poniente

Tras rodearlo por el único sitio transitable, llego a la plaza de San Mateo, donde lo único visible, además del solazo de una tarde diciembre, son más grúas móviles y los operarios que las manejan. Pero muy cerca se encuentra el premio gordo para todo seguidor de la serie. En la plaza de las Veletas, la entrada al Museo de Cáceres, donde se encuentra el otro aljibe visitable y recomendable de la ciudad, está montado por completo lo que parece un mercado, con una nueva fuente, y una especie de cantina.  A juzgar por los estandartes que están en el suelo, veremos a muchos Lannister por la ciudad. Dado la batalla que suponemos va a ser toda la séptima temporada, puede que la plaza de las Veletas sea una zona de avituallamiento para las tropas antes de la batalla o la celebración de la posterior victoria. Lo que sí es un placer es ver el león, emblema de los Lannister, que no deja ninguna duda de la serie que se va a rodar para delicia de los fans.

En la Plaza de las Veletas se ha creado un mercado de época de la nada, con los estardantes de la casa Lannister, antes de ser colocados para delicia de los fans de la serie que visitamos la ciudad días antes.
En la Plaza de las Veletas se ha creado un mercado de época, donde aparecen visibles estandartes con el emblema de la casa Lannister, antes de ser colocados para delicia de los fans de la serie que visitamos la ciudad días antes.

Tras el subidón de hacerse unas fotos con el león, el posterior paseo por el Aldarve rodeando la muralla, no da pistas de lo que se puede rodar por allí, pero sí que deja la sensación de que gracias a Juego de Tronos, muchos personas van a descubrir una bella y monumental ciudad en la que es un auténtico placer pasear por sus calles aunque no haya ninguna referencia a la serie. Al igual que ha ocurrido en Girona, Peñíscola o Sevilla, será un punto obligado de visita para sus seguidores una vez que en verano de 2017 se estrena la séptima temporada que terminan de rodar esta semana en España, ya que la locura que provoca Juego de Tronos no tiene visos de extinguirse en un futuro próximo.

Para los que todavía tienen alguna duda de la belleza de la ciudad donde nací, pueden disfrutar del resto de escenarios naturales con los que cuenta Cáceres, sin necesidad de que haya ninguna serie de por medio.

Fotografías propiedad del autor

 

 

 

 

Dejar respuesta