Montse Neira planta cara al estigma de la prostitución en “Una mala mujer”

2
499

Portada del libro "Una mala mujer"

Una mala mujer. La prostitución al descubierto es el relato de Montse Neira, que en este libro-testimonio sobre la prostitución en España recoge los entresijos de quienes forman parte de esta profesión, plantando cara al estigma social. Muy alejado del discurso de autoridades y medios de comunicación, el relato plasma una biografía cargada de dignidad personal y de lucha por la consecución de derechos.

Autora y protagonista del libro, Neira es una mujer de familia humilde y origen gallego afincada en Barcelona. Cuando llegue el momento de su jubilación, confiesa que volverá a Galicia, lugar del que guarda uno de sus mejores recuerdos de niñez, porque es el único territorio en el que se sintió libre y podía escapar del control de su familia en los meses de verano.

Mientras llega el momento, la autora continúa trabajando en la Ciudad Condal: es prostituta ‘escort’ y desde hace algunos años colabora con asociaciones, colectivos y ONG’s participando en conferencias y seminarios sobre la otra cara de la prostitución, aquella que omiten los medios de comunicación y las instituciones públicas.

Una mala mujer (Plataforma editorial) narra el testimonio de una mujer que lucha por salir adelante y mantener a su familia. Es la historia de una dependienta de comercio, de una canguro, de la operaria de serigrafía, de la ama de casa… En definitva, es la historia de Neira, que con 29 años y un hijo al que mantener decidió tomar la difícil decisión de ejercer la prostitución.

“Al principio empecé de manera temporal. Después he encontrado clientes con los que estoy a gusto. Es una alternativa a los trabajos precarios y mal pagados. Con ocho o diez clientes fieles al mes vivo bien y, además, dispongo de mucho tiempo libre para invertir en aquello que deseo hacer”, afirma Neira en una entrevista con La Huella Digital.

A lo largo de las páginas, la autora descubre las claves para entender el mundo que rodea la prostitución: los prostíbulos, el alterne nocturno alejado de la seguridad del día y los clientes que no sólo buscan sexo, sino también compañía y comunicación. También tiene palabras para los colectivos olvidados -los discapacitados-, la situación de la prostitución en nuestro país y el debate actual en torno a los anuncios de prostitución en los periódicos.

En el libro, la escritora, que además es licenciada en Ciencias Políticas, recuerda a las mujeres que ejercen la prostitución y la situación de desregularición en la que vive inmerso este colectivo. “Existen dos soluciones: abolir la prostitución o regularizarla”, subraya Neira.

Tal y como señala la autora de Una mala mujer, la prostitución en la mayoría de los casos lleva aparejada la condición de “doble vida” de todos aquellos que la ejercen. “No quieres ser juzgado, por eso mientes”, admite Neira. “Interiorizamos el estigma nosotras mismas”, puntualiza.

En el caso de las mujeres inmigrantes, este estigma es triple: mujer, inmigrante y puta. La escritora reconoce que este última marca, que en su libro explica con profusión de detalles, “no ha evolucionado con el tiempo, sino que ha ido a peor”.

Por otro lado, las relaciones afectivas de las prostitutas son complicadas en una sociedad que busca la posesión, la fidelidad y la exclusividad.  “La mayoría lo dejan porque sus parejas lo llevan mal”, explica Neira. En las relaciones de amistad es distinto, “la gente te quiere por como eres”, asevera.

En cuanto a las instituciones, la autora reconoce que “los programas de inserción laboral para prostitutas que recogen las instituciones públicas no ofrecen verdaderas oportunidades de progreso”. Es decir, que las personas que desean abandonar la prostitución no tienen una alternativa real. Además, la autora advierte que, en torno a los círculos de las “ideologías abolicionistas”, hay “mucho desconocimiento” sobre el mundo de la prostitución.

Una mala mujer también tiene palabras para rebatir la posición beligerante de las autoridades su posición beligerante, a las que Neira critica porque “manipulan datos” y “silencian la opinión” de las prostitutas.

A través de este libro-testimonio, la escritora busca “pensar en todas las personas que ejercen la prostitución”. Asegura “que no hay que tener miedo” y agrega que se debe “terminar con el estigma social” de las trabajadoras y trabajadores sexuales.

Actualmente, Neira compagina su actividad de trabajadora sexual autónoma con colaboraciones en VM Press, donde escribe artículos sobre prostitución. Hace dos años finalizó también sus estudios universitarios en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona, una experiencia que define como un verdadero “cambio a nivel personal”.

+ Info Plataforma editorial:
Página web oficial

Imágen VM Press

 

 

 

 

2 Comentarios

Dejar respuesta