“Monstruos”, o cómo un dibujante se hizo amigo de su herpes

0
829

Pertrechado de un humor cuasi vitriólico, Ken Dahl narra sus experiencias con los herpes en Monstruos, un cómic que detalla la vergüenza y el sufrimiento que estos virus llegaron a provocar en la vida del autor, amargado durante años por una enfermedad que destrozó sus relaciones sociales y amorosas.

“Me resultó muy duro hacer algunas partes de esta historia y he perdido al menos un amigo en el camino, pero también fue un alivio, ya que gran parte es una reflexión sobre lo mal que me sentía, la necesidad que tenía de esconder a todos una enfermedad que me avergonzaba profundamente”, explica Dahl, alias artístico del dibujante Gabby Schulz (Honolulu, Estados Unidos, 1972).

Estas viñetas funcionan como hilarante y descarnado repaso a las desgracias de Schulz, un relato de sus experiencias con respecto a los herpes, expresando con descaro las dudas, miedos y frustraciones que le invadieron durante su lucha contra la enfermedad.

“Cuando empecé no tenía un plan definido. Al margen de varios minicómics, no había hecho ningún libro antes de Monstruos, y tampoco tenía la sensación de que la gente estuviera muy interesada en cualquier cosa que se me ocurriera dibujar. Nunca pensé en el público o en criterios comerciales, sino que este libro responde a motivos estrictamente personales”, advierte.

“Fue algo muy egoísta e ingenuo en un primer momento, pero hacia la mitad del cómic me di cuenta de que otras personas con herpes tal vez podrían beneficiarse de mis experiencias, y eso me motivó mucho para seguir adelante”, recuerda el ilustrador, cuya ópera prima tiene mucho de pedagógica.

“Cuanto más leía sobre herpes, menos parecía que la gente supiera realmente en qué consiste este virus. Hasta hace muy poco no ha habido estudios sobre el VHS (Virus del Herpes Simple), ya que la comunidad científica pensaba que no era tan importante como otras enfermedades de transmisión sexual”, apunta Schulz.

El libro no trata únicamente los desvelos de su autor, sino que también incluye una enorme cantidad de información sobre los tipos de herpes, sus formas de contagio o los aspectos a tener en cuenta para evitar su aparición. “He encontrado mucha ambigüedad, ignorancia y contradicciones, incluso en la literatura científica”, lamenta Schulz.

“He leído casi todos los libros y periódicos científicos que se han escrito sobre el herpes y aprendí mucho más de lo que era capaz de encajar en mi cómic. Tampoco puedo olvidarme del doctor Peter Leone, un experto en enfermedades de transmisión sexual que tuvo la amabilidad de aclararme un montón de ideas falsas y puntos ciegos”, expone.

Durante todo este proceso, Schulz llegó a establecer una cierta empatía con sus herpes. “De hecho, escribí una parte del libro, que no se incluyó en la versión final, sobre cómo los humanos y los herpes no son tan diferentes entre sí, y que de alguna manera las personas somos menos nobles”, opina.

“El principal objetivo en la vida de los seres humanos y los virus es la propagación, difundirse lo más ampliamente posible. Los seres humanos son, posiblemente, mejores que los virus en este juego, en la medida en que vamos a terminar matando a nuestro anfitrión, que es el planeta en el que vivimos”, critica.

Seguidor de Jaime Hernandez o Chester Brown, el artista empezó su carrera a mediados de los noventa con el fanzine Drenched, trabajando luego como dibujante de tiras políticas en el periódico Honolulu Weekly. No fue hasta 2004 cuando creó las primeras páginas de Monstruos (Ponent Mon), que ahora ven la luz en castellano.

“Desearía haber tenido un inicio más precoz. No fui a ninguna escuela de arte, por lo que nunca tuve la certeza de que mis dibujos merecieran la pena y fueran relevantes. Además, hacer cómics es probablemente la peor manera de ganar dinero”, opina Schulz, que en la actualidad tiene varios proyectos entre manos.

“He empezado dos o tres novelas gráficas de ficción, ya sea acerca de futuros distópicos o de sucesos históricos mezclados con la obsesión por la pornografía; pero ahora me he vuelto a quedar atrapado con otro cómic autobiográfico sobre la terrible sensación de estar enfermo. Lo estoy publicando a pedazos en mi página web”, anuncia.

+ Info Gabby Schulz:
Página web oficial.

Imágenes cedidas por Editorial Ponent Mon.

Dejar respuesta