Modotti, entregada al arte y la revolución

0
487

Un centenar de imágenes de la fotógrafa italiana llegan a Santiago de Chile tras haber pasado por Buenos Aires y Viena, en 2011 y 2010 respectivamente. En ellas apreciamos el ojo comprometido tan sensible como crítico de una rara voz femenina adelantada a su tiempo.

Fotografía-de-Tina-ModottiAssunta Adelaide Luigia Modotti transitó por el mundo durante casi medio siglo y, sin embargo, en ese fugaz lapso pudo disfrutar de una existencia digna de reseñar. Nacida en 1896 en Italia, emigró a Estados Unidos siendo adolescente y dio sus primeros pasos en el teatro y como actriz de cine mudo. Esta joven promesa hipnotizó a Edward Weston, fotógrafo que capturó sus primeros retratos y se dejó seducir por la candidez de sus desnudos, los cuales supusieron una transgresora sacudida a la moral de la época.

Con apenas 26 años llegó a México y fue aquí donde Modotti desarrolló toda su obra fotográfica, disciplina a la que se entregó sin haber recibido ninguna formación sólida. Amiga de Frida Kahlo o Diego Rivera –el muralista inmortalizó en sus obras su faceta de luchadora social-, tomó imágenes de un modo testimonial hasta 1930, año en que fue expulsada del país. Viajó por Alemania, Rusia y España, países en los que el advenimiento del fascismo habría de tener tremendas repercusiones –ella misma vivió la Guerra Civil española desde las Brigadas Internacionales y fue activista del Socorro Rojo Internacional-, para regresar a México en 1939, donde continuó su actividad militante a través de la Alianza Antifascista Giuseppe Garibaldi.

tina_modotti_06Miradas desnudas, objetos cotidianos, la voz silenciada del pueblo, la opresión del trabajador, el folclore y la naturaleza… En su trabajo, Tina colocó la lucha contra la opresión en un primer plano y glorificó el poder femenino de un modo rotundo. Así, es fácil dejarse cautivar por el agudo ojo crítico de esta artista singular, caracterizada por composiciones simples y una delicadeza que no resulta un obstáculo para demostrar el temple de una guerrera. Entre las muchas imágenes caben destacar como inolvidables Mujer con bandera o las instantáneas que Tina realizó al titiritero Louis Bunin. Pablo Neruda escribió tras su muerte: “Tina Modotti, hermana, no duermes… Tal vez tu corazón oye crecer la última rosa de ayer, la última rosa de ayer, la nueva rosa”, texto que puede leerse hoy en su lápida, en el Panteón de Dolores, México DF.

La muestra, Tina Modotti, fotógrafa y revolucionaria, está patrocinada por la Embajada de México, organizada por la Galerie Bilderwelt de Berlín y permanece en Santiago hasta el 1 de diciembre (Centro Cultural Las Condes). Retratos de mujeres, campesinos, niños, flores o muñecos y títeres, todos ellos realizados entre 1923 y 1930, además de una serie de retratos de Modotti realizados por otros artistas, son las imágenes que conforman la exposición y que atrapan al espectador. En ella, paralelamente, se presenta de forma continuada el documental Tina Modotti. El dogma y la pasión, realizado por Laura Martínez Díaz.

 

Portada: Mujer con bandera. Fotografías: Edward Wenston (retrato de Modotti), Sombrero mexicano con martillo y hoz

Dejar respuesta