Modernidad y arte en femenino

2
562

Cuando uno pasa la mirada por las paredes de un museo, no siempre observa cuadros, sino que busca nombres. Busca encontrar a esos grandes artistas por todos reconocidos, para poder decir, yo vi su obra. De esta manera, muchas veces, grandes obras maestras no tan reconocidas pasan indiferentes por nuestra mirada. De esta manera, las pinturas y creaciones de mujeres artistas, no tan reconocidas por la afamada historia del arte no son admiradas como muchas veces debería. Pero no siempre es así, pues paseando por las galerías del Tate Modern de Londres se puede descubrir gratamente que el arte moderno aun nos reserva sorpresas.
Todo un muro lleno de frases que impresionan y gente de todas las nacionalidades trascribiendo un mensaje que con letras y color nos cifraba su autora, así era la obra “
Litography un paper” de Jenny Holzer. Se trata de una artista conceptual estadounidense, que tras superar el arte abstracto dedicó su obra a crear arte a través de textos. Todo cuenta, el ambiente, el espacio, la estructura, pero sobre todo llamar la atención del espectador, y conseguir transmitir el mensaje, clave al fin y al cabo de todo arte. Desde luego una de sus series más llamativas, resulta
Projections”, que nos muestra textos impactantes proyectados en los lugares más emblemáticos de las principales capitales del mundo, realizados entre finales de los 90 y principios del s.XXI.

Otro gran descubrimiento y de diferente índole, fueron los retratos de Meredith Frampton. Esta artista inglesa del siglo XX consiguió mostrar a la mujer de su tiempo de una manera, sobria, real y ante todo conmovedora. Tras su aparente sencillez, cada cuadro retransmite algo diferente de su protagonista y con ello de su autora, así lo observamos en lienzos como “Marguerite Kelsey” (1928) o “Portrait of a Young Woman”( 1935). Su trayectoria fue bastante corta, y por eso son pocos los cuadros con los que podemos deleitarnos, conservados en su mayoría en los museos londinenses.

Son muchas las mujeres que han dejado su firma e el mundo del arte, Dora Maar, Tamara de Lempicka, Frida Kahlo, o quizás algo menso sonadas como María Blanchard, Anna Boch, Romaine Brooks, Katarzina Kolro o Maruja Mallo. En las grandes galerías no siempre se encuentran y aunque sí es cierto, que existen exposiciones dedicadas al arte en clave de mujer, como la reciente “ Amazonas del arte nuevo”, en el mundo de los grandes genios de la pintura sigue dominando el fálico pincel masculino. La mujer siempre ha tenido el papel de musa, pero supo ganarse también el de creadora. Basta con mirar con ojos inquietos e indagar en las enormes paredes de los museos con un ápice de curiosidad, aprendiendo a mirar con unos ojos nuevos las paredes de esos museos, para descubrir de una vez por todas, que en el arte, las mujeres pintaron, y pintan mucho.

Fuentes del texto:
Wikipedia
Tate Collection www.tate.or.uk
www.jennyholzer.com

2 Comentarios

Dejar respuesta