Miles de persones salen por diversas ciudades españolas para apoyar a los discapacitados

0
71

Esta pasada semana (concretamente, este martes  3 de  diciembre) se ha celebrado el día Internacional de las personas con Discapacidad, algo que afecta a más de mil personas en todo el mundo. Y con motivo de ello, miles de personas han salido a las calles con el lema #SOSdiscapacidad con el fin de apoyar a todas las personas que, por una causa u otra, se ven involucrados en un asunto como este.

imagen

Según indica la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, ha habido movilizaciones organizadas por distintos CERMIS (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) de diferentes Comunidades Autónomas del país.

Es importante indicar que a nivel gubernamental se está trabajando para que grupo de la sociedad pueda tener unas mejores condiciones de vida sin ningún tipo de impedimento físico, social u económico.  De hecho, según informaba EFE, en un acto llevado a cabo en el marco de esta jornada, la ministra de Sanidad, Ana Mato, anunció que el Gobierno destinará 40 millones de euros derivados de la casilla del IRPF de fines sociales para financiar, aproximadamente, unos mil proyectos relacionados con la discapacidad que se pondrán en marcha en 2014 por 68 organizaciones.

A pesar de las ayudas estatales, también hay que destacar el papel fundamental de las organizaciones sin ánimo de lucro. Su labor es imprescindible ya que sirven de gran soporte tanto a los que padecen alguna enfermedad de tipo crónico, como a sus familiares. Cualquier ayuda es poca y todo el mundo puede aportar su granito de arena a cualquiera de la causas. Un caso de ellos es el de EDEPA Parla, una asociación que se involucra de forma desinteresada para solucionar los problemas de los enfermos afectados de espondilitis y artritis. Los mismos, tal y como especifican en su página web, se dedican, entre otras cosas,  a “atender, favorecer y promocionar” a estos pacientes en las diferentes actividades sociales, laborales y en el ámbito familiar, así como a promover estudios biológicos, clínicos y empidemológicos y a mantener el contacto con otros centros e Instituciones nacionales y del extranjero relacionados con los avances médicos-tecnológicos del tratamiento de la enfermedad.

Todas las discapacidades tienen en común, aparte de  daños físicos, unos daños psicológicos. Muchos de ellos se vienen abajo al ver que no pueden realizar  algunas actividades en concreto.  Carmen, una señora jubilada de 65 años con fibromialgia, relata que, sobre todo, cuando acudía a su trabajo  y  notaba dolores por todo el cuerpo  se ponía de” muy mal humor”.  “Me sentía cansada y  todo me costaba más”, explica al tiempo que reconoce que esos dolores no han cesado, ni cesaran porque “para esto no hay cura”, ha remachado.

Por otra parte, Borja, un joven de veintitrés años que padece epilepsia relata lo que supone para él  algo tan simple como irse a tomar algo con amigos. Él explica que debe tener mucho cuidado con “tomar refrescos con cafeína ni alcohol”. Asimismo, destaca que a diario también ha de tener muchísimo cuidado con la medicación.

La vida de estas personas es totalmente admirable. Luchan a diario contra esas dificultades que se lesesentan  y el resto de la sociedad vivimos en muchas ocasiones sin ser conscientes de lo que ello supone. Tenemos la obligación garantizarles unos derechos que les pertenecen.  Demostremos que, entre todos, podemos hacer la vida un poquito más fácil.

Dejar respuesta