Mil años de poesía española a través de la editorial Cátedra

0
384

En 1973 se publicó el primer título de la colección “Letras Hispánicas” de la editorial Cátedra. Sus característicos volúmenes negros, con los que han estudiado ya varias generaciones, están presentes en todas las bibliotecas escolares y universitarias. La gran cantidad de títulos publicados, casi ochocientos, ha conformado, como dice la propia editorial en su catálogo,  “un recorrido por la literatura en lengua española desde la Edad Media hasta nuestros días”.

Para conmemorar el 25 aniversario de la colección, Cátedra pidió en 1998 al profesor José Francisco Ruiz Casanova que realizara la primera selección de la Antología Cátedra de Poesía de las Letras Hispánicas, en la que se reunían en un solo volumen más de 600 poemas de casi doscientos poetas publicados en esa colección; luego, con el paso de los años y la aparición de nuevos títulos, la antología se ha ido actualizando, ampliándose hasta llegar a 990 poemas de 265 poetas: es la quinta y última edición, que acaba de publicarse a finales de 2016, sobre la que tratamos.

Es innegable el mérito que supone el esfuerzo de reunir tantos autores de la poesía española e hispanoamericana en un panorama cronológico y representativo. Se trata, nada menos, que de sintetizar mil años de poesía, en los que ha habido grandes autores como Jorge Manrique, Garcilaso, Quevedo, Lope de Vega, San Juan de la Cruz o toda la Generación del 27, entre tantos otros. En ella se puede recorrer en ocasiones la trayectoria de un autor a través de sus diferentes poemarios, como Juan Ramón Jiménez o Cernuda, pero su labor fundamental es la de dar a conocer al lector otros poetas, también canónicos, pero desconocidos o no descubiertos por nosotros hasta ahora, y animar a leerlos, lo cual es sin duda su mayor acierto.

Lógicamente en la editorial Cátedra no han aparecido todas las obras de todos los poetas de la lengua española, con lo que, como esta selección parte de lo que está en ella publicado, puede resultar en algunos casos incompleta; sin embargo, es sin duda la editorial escolar que más autores ha recogido y, además, la que ha recuperado textos de nuestra historia literaria bajo ediciones rigurosas que de otra manera habrían permanecido olvidados.

Que podamos tener reunida una muestra de todos ellos, desde las anónimas cancioncillas populares medievales y los grandes autores del Siglo de Oro hasta los poetas actuales (García Montero y Ada Salas cierran la antología), en un libro asequible de 1150 páginas —1340 si se suma la amplia introducción y los índices del final— es una invitación para el descubrimiento de nuevos autores y la profundización en otros ya conocidos.

Las muchas ediciones que se llevan publicando de la obra desde su primera edición dan muestra del interés hacia esta antología, que ha superado ampliamente su circuito escolar. Desde estas páginas felicitamos la iniciativa de difundir la poesía en este mundo cada vez más antipoético.

Dejar respuesta