Mike Brown, fuera de los Lakers

0
69

Tras una lluvia de críticas por el inexistente juego de su equipo a pesar de su tremendo potencial, finalmente la directiva de Los Ángeles Lakers ha decidido prescindir de su entrenador, Mike Brown.

El paso de Mike Brown por los Lakers ha estado lejos de ser dorado

El principal ‘leitmotiv’ de esta decisión no ha sido tanto el mal inicio (una victoria y cuatro derrotas) de los de púrpura y oro, sino la total falta de identidad y juego y la sensación de que este no iba a mejorar. La arriesgada apuesta por jugar mediante el ‘sistema Princeton’, táctica de ataque basada en los cortes y pases rápidos que supone una importancia muy reducida del base, no casaba con la decisión de fichar a Steve Nash, un ‘playmaker’ que necesita tener el balón en sus manos para ofrecer su mejor juego. Además, la defensa, principal virtud de Mike Brown, también estaba haciendo aguas, clasificándose como la 22ª de la liga.

Tras esta lógica, aunque no por ello menos sorprendente decisión (no hay que olvidar que solo llevaban cinco partidos de liga), los Lakers han de tomar una importante decisión y elegir nuevo entrenador. El equipo consiguió su segunda victoria de la temporada frente a los Golden State Warriors ya sin Mike Brown en el banquillo. El encargado de dirigir al equipo fue su segundo entrenador, Bernie Bickerstaff, quien se encargará del equipo hasta que se encuentre a otro primer entrenador, aunque parece imposible que se quede con el puesto definitivamente. Los principales candidatos son cuatro: Phil Jackson, Jerry Sloan, Mike D’Antoni y Brian Shaw.

Shaw, ahora asistente en los Indiana Pacers, sería una apuesta por recrear lo que se tenía con Phil Jackson. Exjugador de los Lakers, fue segundo del Maestro Zen y conoce el vestuario, y sería bien visto por los jugadores. En su contra juega su aún nula experiencia como primer entrenador.

Mike D’Antoni, por su parte, significaría querer convertir estos Lakers en el equipo de Nash, pues D’Antoni lo conoce perfectamente de su época en los Phoenix Suns, donde el canadiense fue dos veces MVP bajo la batuta del italoamericano. Además, conoce a Dwight Howard y Kobe Bryant por haber formado parte del equipo técnico de la selección estadounidense, así que es una opción que también está bien vista por los jugadores. En su contra, juega una reputación muy dañada tras su deficiente paso por los New York Knicks, además de su fama de juego eminentemente ofensivo que, una vez llegados los ‘playoffs’, es poco efectivo. Y finalmente, una reciente operación lo mantendría sin poder entrenar hasta dentro de dos meses, demasiado tiempo para estos Lakers.

En cuanto a Jerry Sloan, probablemente sería la mejor opción para Pau Gasol. Su maestría y predilección por el juego de ‘pick and roll’, sumados a la maestría de Steve Nash en esa misma faceta producirían una gran cantidad de asistencias para Gasol y para Howard. En este caso, el mayor contra son las ganas de Jerry Sloan de volver a entrenar, que al parecer no son muchas, pero tal vez la tremenda plantilla de los angelinos podría hacerle cambiar de opinión.

Finalmente, el gran sueño de los aficionados angelinos sería la vuelta del genial Phil Jackson, entrenador más laureado de la historia. Los pros son conocidos: los jugadores lo conocen, es el mejor a la hora de motivar y manejar los egos del vestuario y sabe de sobra como manejar el equipo en los momentos calientes. Pero el divorcio con la directiva angelina no fue idílico, y además, algunos achaques físicos hicieron de su última temporada un calvario. Quién sabe, tal vez la posibilidad de redondear todavía más su número de anillos le pueda hacer cambiar de opinión.

Fotografía: Keith Allison

Dejar respuesta