Mika llena de color La Riviera

3
191

La noche madrileña del 23 de Noviembre estuvo protagonizada por un cálido y enérgico pop gracias a la actuación de uno de los libaneses más internacionales del mundo. Pese a que un problema de garganta que casi suposo la suspensión del concierto, Mika consiguió satisfacer con sus bailes, sus bromas y sus imposibles agudos a los cientos de fans que acudieron a verlo.

MikaPese al frío que inundaba los alrededores de la sala cercana al Manzanares, la famosa La Riviera, una gran multitud de personas esperaban impacientes en la cola que dirigía a la puerta del concierto. Tras la apertura de puertas a las 8, comenzó a apreciarse la decepción en las caras de una gran cantidad de adolescentes que se quedaban sin ver a su estrella favorita por su minoría de edad. En la entrada quedaba claro, “prohibida la entrada a menores de 18 años”, pero esto no sirvió de excusa a una gran cantidad de padres que discutieron con los porteros sobre la “absurdidad’ de las normas de la Comunidad de Madrid.

A las 9 el espectáculo comenzó. El vocalista libanes, acompañado de una numerosa banda, apareció en un escenario decorado con corazones, soldados, serpientes y otras diferentes siluetas que cambiaban de color a medida que avanzaba el concierto. También eran curiosos y divertidos los atuendos de los músicos, entre los que destacaban los tirantes y las camisas blancas.

La primera canción en sonar fue ’Relax’, uno de sus numerosos hits con el que comenzó a cautivar a un público que si no completaba la sala, poco le faltaba. Tras numerosos agudos y varias piruetas, Mika intentó explicar en español que un problema de garganta le llevó a plantearse suspender el concierto, pero que finalmente decidió apostar por arriesgarse e intentar hacer todo lo posible por realizar un buen show. Y demostrando su profesionalidad y recordando a los presentes la clase de estrella que es, continuó con el concierto ofreciendo grandes dosis de energía en todo momento.

Los siguientes temas de la noche fueron ‘Lola’ y ‘Blue Eyes’. En está última el libanés no dudó en subirse al piano y bailar sobre él. Para acompañar al cantante en ‘Popular’, un coro formado por jóvenes españoles vestidos con togas blancas con lunares verdes, apareció en el escenario, algo que se repitió en otras canciones. Después de ‘Billy Brown’ le llegó el turno a ‘Rain’, un tema pesimista escondida tras una base y una puesta en escena muy enérgica, que consiguió hacer saltar a todo el público.

Mika continuó alternando canciones de sus tres trabajos. Del primero, Life in Cartoon Motion, el público pudo disfrutar de canciones como ‘Big Girl (You Are Beautiful)’, ‘Stuck in the Middle’, ‘Love Today’ o ‘Grace Kelly’. The Origin of Love, su nuevo proyecto, fue el que más explotó en la noche. Algunas canciones las acompañó con el piano como ‘Stardust’. La más lenta de todo el repertorio fue ‘Underwater’, que sirvió de antítesis a ‘Love You When I’m Drunk’, una de las más divertidas de toda la noche, en la que combinó español e inglés, con frases como “sólo te quiero con una copa de más”.

El concierto finalizó con ‘Lollipop’ y ‘We Are Golden’. Mika consiguió demostrar que una verdadera estrella puede hacer frente a cualquier problema por contentar a sus fans.

Imagen: Universal Music Group

3 Comentarios

Dejar respuesta