Miguel Cardenal es el nuevo presidente del CSD

2
70

Miguel Cardenal

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, nombró el pasado lunes a Miguel Cardenal como nuevo presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD). Este jurista bilbaíno sucede en el cargo a Albert Soler, quien tomó las riendas del organismo durante ocho meses tras la marcha de Jaime Lissavetzky al grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid.

El deporte español vuelve a tener una figura al mando. Tres semanas después del nombramiento de José Ignacio Wert como ministro de Educación, Cultura y Deportes, la duda consistía en saber quién ocuparía el cargo que dejaba Albert Soler tras las elecciones generales del pasado 20 de noviembre. Finalmente, Miguel Cardenal asume este puesto con rango de secretario de Estado.

Cardenal tiene un amplio currículum relacionado con el deporte y la legislación. Es doctor en Derecho por la Universidad de Navarra, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de Extremadura y director de la Cátedra de Estudios e Investigación en Derecho Deportivo de la Universidad Rey Juan Carlos.

En los últimos años su actividad ha estado muy unida al mundo del balompié, ya que desde 2004 pertenece a los comités de Competición de la Real Federación Española de Fútbol y de la Liga de Fútbol Profesional. También era el coordinador del programa FIFA/CIES, que imparte cursos de gestión deportiva en la URJC. El verano pasado tuvo cierto protagonismo mediático al ser el juez encargado del caso “Adrián”, que enfrentó al Atlético de Madrid y al Deportivo de La Coruña por los derechos del delantero asturiano Adrián López.

Todos los estamentos del deporte español han aplaudido la llegada de Miguel Cardenal, al que ven como una figura más trabajadora que mediática, aspecto necesario para continuar la lucha contra el dopaje iniciada por Jaime Lissavetzky. Cardenal tendrá que lidiar con la imagen externa de España, que a ojos de otros países, y de instituciones como la Agencia Mundial Antidopaje, figura como un país muy tolerante con las practicas dopantes. 

El nuevo presidente del CSD también tendrá que hacer frente a la organización de numerosos eventos en España, como los mundiales de baloncesto, ciclismo, balonmano, natación y vela, y todo ello con los escasos recursos económicos disponibles en las arcas públicas. Una posible reforma del Plan ADO también se atisba en el horizonte, aunque dependerá en gran medida del resultado de la expedición española en los Juegos Olímpicos de Londres del próximo verano. Para afrontar una tarea que despierta tantas sensibilidades en el deporte nacional tendrá que contar con el apoyo de Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español.

El nombramiento de Cardenal ha sido de los más tardíos en la confección del nuevo organigrama del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, toda vez que este organismo se encontró con la inesperada negativa de su primera opción, Luis María Cazorla -ex vicepresidente del COE-. El perfil de Cazorla es bastante similar al de Cardenal, por lo que se deduce que el PP buscaba una figura técnica que conociera bien el tejido interno del deporte español y sus distintos estamentos.

Fotografía: CSD 

2 Comentarios

  1. Excelente nombramiento al frente del CSD. Me alegro de que una persona de prestigio y seria asuma el puesto. El Gobierno acierta plenamente.

Dejar respuesta