Microexpresiones: del enfoque científico al televisivo

2
2637

A finales del s.XIX Darwin estableció siete emociones humanas: el asco, la felicidad, la ira, la tristeza, el desprecio, la sorpresa y el miedo. El psicólogo Paul Ekman descubrió que cuando alguien siente una de ellas presenta una expresión facial innata, llamada microexpresión, relacionada con dicha emoción y que es universal a todo ser humano. Actualmente sus teorías se han puesto de moda gracias a la serie televisiva Miénteme (‘Lie to me’).

Paul Ekman ha sido un pionero en estudio de las emociones en relación con la expresión facial. Ha gando en varias ocasiones del Premio de Investigación Científica del National Institute of Mental Health (NIMH), cuya bonificación económica ha servido para financiar sus investigaciones.

Entre dichas investigaciones destaca la realizada con una tribu aislada de Papúa, Nueva Guinea, que a pesar de ser considerada una locura por algunos de sus colegas, le sirvió para demostrar que, estos individuos, eran capaces de identificar las expresiones emocionales mostradas en fotografías tomadas a personas de una cultura con la que no estaban familiarizados. Desmontó así la teoría defendida hasta aquel momento por los antropólogos culturales, quienes planteaban que dichas expresiones estaban determinadas por la cultura y no tenían un origen biológico. Asoció una expresión facial universal con cada emoción de la lista de Darwin y en 1990 añadió 8 nuevas emociones: la satisfacción, la vergüenza, la excitación, la culpabilidad, el orgullo, el alivio, el ridículo y el placer sensorial. 

Basándose en su teoría, Ekman ha hecho un estudio, que forma parte del Proyecto Diógenes, que demuestra que algunas microexpresiones faciales pueden utilizarse para detectar las mentiras con cierto grado de confiabilidad. Para ello, ha estudiado también los signos verbales de la mentira. Cuando fue entrevistado en relación con el caso de Mónica Lewinsky, afirmó que por el lenguaje eufemístico utilizado por Bill Clinton, era posible determinar que estaba mintiendo. Actualmente, el psicólogo trabaja en el diseño de un detector visual de mentiras junto al investigador Dimitri Metaxas.

La serie televisiva Miénteme, creada y dirigida por Samuel Baum, nos acerca estas teorías hasta hace poco no popularizadas. En la trama, el Dr. Lightman, interpretado por el actor Tim Roth, y su equipo ayudan a resolver casos difíciles identificando e interpretando las microexpresiones faciales de las personas implicadas, sabiendo así si mienten o no. Resulta evidente el paralelismo entre el protagonista en la ficción, Carl Lightman, y Paul Ekman. La serie, que comenzó a emitirse en 2009, esta finalizando ya su segunda temporada con buenos resultados.


Imágenes:
http://www.daemonstv.com(traducidas y modificadas por M.ª Pilar Carro Sánchez)
http://www.eyesforlies.blogspot.com
http://www.jamesnava.com

2 Comentarios

  1. debieron seguir el analisis desde la perpectiva en que lo marca paul ekman a demostrado muchas teorias que no se tenian en cuenta y gracias a la serie la mente tiene el control visual no solo de la lectura de la teoria sino que ya se ve presente la practica y es muy interesante … digan trabajando por favor hay tiempo

Dejar respuesta