Messi humilla al Leverkusen

0
185

El Barcelona certificó su pase a cuartos de final de la Champions League tras arrasar al Bayer Leverkusen (7-1)  en el partido de vuelta disputado en el feudo azulgrana. Leo Messi hizo historia al anotar cinco goles en un mismo encuentro, marca que ningún otro jugador había alcanzado hasta la fecha. Por otro lado, el Milán, en un duelo agónico ante el Arsenal, el APOEL, tras imponerse al Olympique de Lyon, y el Benfica, que hizo lo propio frente el Zenit, acompañarán al conjunto de Pep Guardiola en la siguiente ronda del máximo torneo continental.

Un marcador que habla por sí solo

El partido se aventuraba más o menos cómodo para los culés tras la renta de dos goles conseguida en Leverkusen. Los alemanes salieron con la defensa adelantada y todas las líneas muy juntas, esperando sorprender al contragolpe, mientras que los barcelonistas caían con frecuencia en la trampa del fuera de juego. Sin embargo, la defensa teutona erró en un pase profundo de Xavi que citó a Messi frente al portero del Bayer. La Pulga no falló y batió por alto a Leno, consiguiendo el primer gol del partido y finiquitando la eliminatoria a favor del conjunto español. A partir de ahí, los azulgranas se hicieron con el control total del juego y del partido, materializando esa superioridad pocos minutos después en el segundo gol, obra nuevamente de Messi tras un magnífico eslalon en el área visitante.

El guión no cambió en la segunda parte y el rosarino continuó con su recital particular. A los pocos minutos de la reanudación, tras una asistencia al pie de Cesc Fábregas, Messi anotó un espectacular gol de vaselina que hundió un poco más al equipo visitante. El cuarto y el quinto gol de la noche, obra de Tello y Messi respectivamente, vinieron precedidos de sendos fallos del guardameta alemán, quien definitivamente no tuvo su noche.

Pocos minutos después se repetían los hechos y los protagonistas, cuando Leno se mostró incapaz de blocar un suave disparo del canterano azulgrana. El resto fue un mero trámite para ambos equipos y, casi en el último minuto, el que es para muchos mejor jugador del mundo consiguió su repóker de goles, pasando así a la historia de la competición. En el tiempo de prolongación, Bellarabi anotó de forma anecdótica el gol que cerraba el marcador.

En el resto de encuentros hubo un poco de todo: remontadas que murieron en la orilla, sorpresas mayúsculas y triunfos más o menos esperados.

Pese a perder por tres goles a cero, el Milán se clasificó para la siguiente ronda de la Liga de Campeones, haciendo buena su ventaja de cuatro tantos obtenida en el choque de ida. El Arsenal salió en tromba para intentar conseguir la remontada y en el minuto 6 ya había marcado el primer gol por mediación de Koscielny. Rosicky, el mejor jugador del partido, y Van Persie, al transformar un penalti, dejaron al conjunto de Arsène Wenger a un solo paso de la hazaña. Quedaba toda la segunda parte por delante, pero los ingleses acusaron el esfuerzo físico y el Milán pudo respirar aliviado.

Por su parte, el Apoel Nicosia dio la sorpresa de la jornada tras imponerse en la tanda de penaltis al Lyon y acceder por primera vez a los cuartos de final. Un solitario gol de Manduca había igualado la eliminatoria para el equipo chipriota, que aguantó el resultado durante la prórroga y confirmó su gesta en los lanzamientos desde el punto fatídico. Asimismo, el Benfica se impuso por dos tantos a cero al Zenit y remontó el 3-2 logrado en la ida por el cuadro de San Petersburgo. Nelson Oliveira y Maxi Pereira fueron los autores de los goles.

Fotografía: marcpuig

Dejar respuesta