Memorias sónicas: dime qué escuchas y te diré quién eres

0
179

Contra Ediciones publica Memorias Sónicas: Historias en siete pulgadas, un libro colaborativo editado y coordinado por Ramón Rodríguez (The New Raemon, Madee) donde veintitrés músicos de la escena independiente homenajean a la música en formato físico.

Para ciertas personas la música no es tan sólo melodía, ritmo y armonía, combinados (dícese por la Real Academia Española). No, para algunas personas la música, y más concretamente los discos, trasciende sus valores -llamémoslos teóricos u objetivos- para tocarnos muy hondo, pero que muy hondo, y formar parte de nosotros.

9788494093869El músico dominicano Alex Ferreira tiene una canción que ilustra perfectamente esto que escribo: Los discos daban vueltas. “Entusiasmo indiscreto, melomanía, objetos que son mi autobiografía”. Y precisamente eso es lo que ha querido plasmar Ramón Rodríguez, el alter ego de The New Raemon, con este nuevo proyecto del cual es editor e ilustrador. Muchos lamentamos y nos pilló por sorpresa la noticia de Ramón cuando el pasado mes de junio anunció que dejaría los escenarios de forma indefinida. Un artista que prácticamente cada año publicaba un disco o nuevo proyecto, a cual más interesante, y con el reciente álbum de Convergència i Unió en tiendas, banda en catalán formada junto a Martí Sales (Els Surfin Sirles) y María Rodés, prometía dedicarse a “otros proyectos durante algún tiempo”. Y el resultado llegó a su fin y vimos qué andaba tramando Ramón. El pasado 2012 publicaba junto a la dibujante Cristina Bueno un cómic, Ausencias, donde narraba algunos episodios de su infancia y juventud, aquel podría considerarse un primer acercamiento a sus actividades extra musicales (todo sea dicho, el cómic está plagado de brillantes referencias musicales y cinéfilas), y desde el pasado mes de octubre podemos leer Memorias Sónicas: Historias en siete pulgadas. Este libro es nada menos que un homenaje al disco, en todos sus formatos, aunque me apostaría mi tocadiscos a que la inmensa mayoría de la veintena de músicos que escriben en este libro rinden culto especialmente al vinilo, que está en estos últimos años viviendo una segunda vida -lección para aquellos que vaticinaban su irremediable muerte-.

Dentro de estas páginas se encuentran historias ficticias, reales, anécdotas, poemas y canciones, auténticos relatos apasionados, crónicas de aquellos años que no volverán, como ya cantaron Los Selenitas en los noventa. Muchos de estos músicos que aparecen en Memorias Sónicas proceden al entorno catalán de la música independiente, entre ellos tenemos a Miguel Ángel Blanca (Manos de Topo), Raül Fernández (Refree) o Santi Balmes (Love of Lesbian), pero también ceden su pluma Javi Vega (Maga) o Nacho Vegas. Todos ellos hablan de música en el día a día, de la importancia que ha tenido cierto disco en un momento de su vida; cuidado, no tiene por qué ser “el disco de su vida”, aquí lo que prima es la historia, lo que ellos han decidido contarnos en base a él. Si no, leed la que nos cuenta la ya citada María Rodés respecto a Spice de Spice Girls, del mismo modo que podemos encontrarnos otras mucho más íntimas y personales donde discos nos recuerdan a personas y los instantes vividos con ellas, especialmente bellas la de Francisco Nixon añorando a Sergio Algora, con quien formó La Costa Brava, y la de Ricky Lavado (Standstill) al escuchar el inmortal “Mediterráneo” de Serrat. Y por si todo esto fuese poco, cada texto viene introducido por una ilustración obra del propio Ramón de cada una de las carátulas de los discos elegido por los respectivos artistas.

Prologado por Miqui Otero, periodista y escritor por cuya escritura confieso tener especial devoción, Memorias Sónicas es un valioso documento de los artistas de nuestros días que hablan de los discos que forman parte de ellos, pues un buen día ese objeto circular llegó a ellos y la música comenzó a sonar.

Dejar respuesta