Melo, Korver, Parsons… semana de nombres propios

0
104
Fuente: The Panamerican Online
Fuente: The Panamerican Online

Cuando hablamos de una semana de nombres propios no queremos decir que no haya habido nada destacable durante ese período en la NBA: los Lakers siguen sin ganar a nadie, Indiana mantiene la velocidad de crucero, Memphis recupera su nivel con la vuelta de Marc… pero esta ha sido la semana de los nombres propios por excelencia de toda la temporada.

Viernes 24 de enero, 7 p.m (hora de la costa este), el Madison se prepara para ver a sus Knicks recibiendo a los Bobcats de Jordan. Spike Lee como siempre en primera fila con su gorro naranja no se imagina, que ese es el día que se va a acabar el récord de Bernard King en el día de Navidad. Los neoyorquinos empiezan a coger ritmo y entre ellos especialmente uno: Carmelo Anthony.

Fin del primer cuarto y Melo ya lleva 20 puntos. Suena la bocina del descanso y el triple desde el medio del campo sobre la bocina para el jugador franquicia le pone con 37 puntos. El tercer cuarto sigue como había ido la primera mitad. Los aficionados empiezan a pensar en un nuevo récord porque nadie puede defenderle. Tres tiros libres ponen al alero en los 60 puntos igualado con Bernard King. Poco más de ocho minutos para el final, bola a Melo en el poste alto, finta y tiro desde cuatro metros que hace sonar la red. Todo el Madison en pie ante el nuevo récord del escenario más grande del mundo. Woodson sienta al héroe y ya no vuelve a salir en lo que queda de noche.

Sin embargo, no iba a ser el único récord de la noche, una hora más tarde en Texas, Chandler Parsons tenía también una cita con la historia. Todas las cámaras de televisión se centran en Dwight Howard y James Harden antes de recibir a los Grizzlies con Marc Gasol de vuelta, pero al final del partido todos los focos se centrarían en ese alero de raza blanca con el número 25 en la camiseta de los Rockets a la espalda. Diez triples en los dos primeros cuartos que servían para establecer un nuevo récord. Desde la esquina izquierda, el lado derecho, la zona central, con defensores encima, sin tocar aro… de todas las formas posibles pudimos ver al nuevo recordman de la NBA meterlas aunque no sirvieron para evitar la derrota de los texanos.

Y si hablamos de triples, no hay un nombre más importante que el del Beckham de la NBA: Kyle Korver. El escolta de los Atlanta Hawks ya es el hombre en anotar al menos un triple por partido desde hace bastantes partidos, pero aún no ha aparecido nadie que pueda cortarle la racha que ya está en 113 partidos consecutivos.  ¿Hasta dónde podrá llegar Korver con su récord?

Pablo Rodríguez (@pavlinrodriguez)

 

Dejar respuesta