Mediáticas vacaciones del primer ministro británico

0
114

David Cameron se encuentra desde hace varios días pasando junto a su familia las vacaciones de Semana Santa en la isla de Lanzarote. Son muchos los medios españoles que recalcan el itinerario y la cercanía del político británico, inevitablemente comparable con la del presidente del Gobierno español.

Flickr - Fuente BISGOVUK

El sábado pasado comenzaron a circular los primeros titulares anunciando la llegada del primer ministro David Cameron a España, destacando especialmente la aerolínea escogida para trasladarle a él y a su familia a Lanzarote: Ryanair. Comenzaría así en los medios de comunicación la cobertura de la Semana Santa de posiblemente uno de los mandatarios europeos más cercanos, o uno de los que más se esfuerza en serlo.

Tras aterrizar en el aeropuerto canario la familia Cameron fue vista comprando en un supermercado local antes de dirigirse a Casa Tomarén, complejo rural ubicado en el municipio de San Bartolomé, y en los días sucesivos fueron fotografiados haciendo surf y tomando café en una terraza. La prensa española ha calificado las vacaciones del primer ministro, en el cargo desde el año 2010, como las de “un turista más” a pesar de quedar claramente diferenciado por la presencia y protección permanente de cuatro guardaespaldas. Asimismo, en instantes anteriores a su traslado la policía española accedió a colaborar con las fuerzas británicas reforzando la seguridad para garantizar el bienestar de los miembros de la familia.

La proximidad del primer ministro contrasta enormemente con la del presidente del Gobierno español Mariano Rajoy, del cual únicamente se sabe que pasará sus vacaciones en Doñana, aunque también hay quienes critican el exceso de humanidad. En un artículo publicado en el periódico The Guardian el periodista Jonathan Jones asegura que las fotografías generadas de las vacaciones de Cameron “forman parte de una efectiva estrategia para aparentar más humano ante el resto de líderes de partidos políticos”. Sea eso verdad o no la prensa ha sembrado inevitablemente la comparación entre el comportamiento de este y la principal figura política de España. Rajoy, que también pasará las vacaciones en familia, permanecerá hasta el domingo en Doñana alejado de los medios y los actos oficiales.

Lo cierto es que la cercanía de los líderes nacionales, aunque motivada por intereses puramente políticos, parece ganarles puntos en simpatía popular. David Cameron tuvo durante varios días titulares en los medios españoles e internacionales con motivo de sus vacaciones de Semana Santa mientras que, como de costumbre, el presidente español resta afabilidad por preferir mantenerse en la sombra.

Dejar respuesta