Máxima igualdad de los líderes en el Calderón

2
137

Barça y Atlético de Madrid empataron sin goles en un partido que sirvió para observar la igualdad entre los dos equipos, tal y como lo refleja la tabla. El Barça con este resultado mantuvo el primer puesto gracias a su mejor diferencia de entre goles anotados y encajados y se convierte en el nuevo campeón de invierno.

El estadio Vicente Calderón se llenó para vivir el duelo entre los dos líderes. Foto: Rastrojo (wikimedia)
El estadio Vicente Calderón se llenó para vivir el duelo entre los dos líderes. Foto: Rastrojo (wikimedia)

Sin Messi y Neymar de inicio en el conjunto azulgrana, los de Gerardo ‘Tata’ Martino empezaron el encuentro replegados tras la alta intensidad puesta por los colchoneros. La presión alta de hombres como Diego Costa o David Villa no dejaron al Barça hacerse con la posesión durante los primeros 15 minutos, según acostumbra el visitante.

Una vez pasó el arreón atlético, los culés tomaron las riendas del medio del campo, hicieron a los hombres del Cholo replegarse, y no mediante muchas ocasiones, pero hicieron que se fueran con la posesión al descanso. Un partido que no tuvo muchas oportunidades ni para uno ni para otro a lo largo de los 90 minutos, es posible que no fuera el encuentro esperado, pero la batalla táctica y los nervios no se perdieron en ningún momento.

El choque sirvió para destacar a un jugador, Arda Turán. Del turco ya se conocía su calidad pero el espectáculo de ayer fue sensacional. Hubo momentos en que los recuperados del Barça no le podían quitar el balón, mientras Turán impartía una clase magistral de conducción y controles que empezaron desde la primera ocasión rojiblanca en el minuto 4 de juego. Fue un partido que también corroboró la máxima igualdad mostrada por los dos equipos a lo largo de la primera vuelta, y que los 50 puntos hechos han sido fruto del trabajo.

Una prueba más de esos datos parejos de los que hablamos, han sido por ejemplo los mismos tiros a puerta (2), paradas del portero (2), córners a favor (5) e incluso este equilibrio lo hemos podido ver en resultados muy similares en cuanto a balones perdidos y balones recuperados en cada equipo.

En la segunda mitad entró Messi, antes de tiempo tal y como ha dicho en rueda de prensa Martino, tras un golpe a Iniesta en la primera mitad. Neymar se incorporó al partido a falta de 20 minutos para el final, pero ninguno de los dos alteró o mejoró el juego de los culés. Sólo el astro argentino, casi al final, tuvo una ocasión en la que hizo lucirse a Courtois. Siguió siendo un segundo tiempo en el que los colchoneros salieron muy dominadores y con posibilidades de contra en todo momento, y un equipo blaugrana que contó en todo momento con la posesión pero poco más. Muy pocas jugadas creadas en el mediocampo llegaron a finalizarse a la portería defendida por el meta belga.

Fue un partido del que todos salieron contentos, ya sea por mantener el liderato y hacerse con el campeonato invernal en el caso culé, o bien, para seguir en la lucha por el campeonato y mantener el pulso con el líder en el caso del Atlético de Madrid. Los del Manzanares cierran una primera vuelta antológica, y los azulgranas con la sensación de haber recuperado jugadores importantes y no haber perdido puntos. Aunque si alguien tiene que estar orgullosos, esos deben ser los atléticos, no solo por un juego y coraje inimaginable e impuesto por Simeone, sino por la magnífica afición que tienen. Hoy se ha visto una vez más, animando y animando hasta el final y dando colorido a un Vicente Calderón hasta arriba. 

2 Comentarios

Dejar respuesta