Max Payne desempolva su 9mm

0
54

La desarrolladora estadounidense Rockstar redefine el clásico Max Payne en la tercera entrega de la saga, manteniendo vivo el espíritu del viudo por antonomasia de los videojuegos. El bueno de Max, cuyas aventuras regresarán a las tiendas el 18 de mayo, se las tendrá que ver a tiros en Sao Paulo con un grupo de peligrosos narcotraficantes.

Marcado por su pasado de violencia y sufrimiento, Max Payne opta por la bebida como analgésico de su dolor interno. Sin embargo, un compañero de la Academia llamado Raúl Passos le ofrecerá un trabajo a su medida en la seguridad privada de la clase alta de Sao Paulo. En Brasil las cosas se tuercen cuando una joven es secuestrada por un grupo de narcotraficantes, significando el punto de partida en la nueva andadura de Payne, donde el jugador se las tendrá que ver con el temible Comando Sombra.

Este es el argumento y principal reclamo del nuevo Max Payne desarrollado por Rockstar, la primera versión de la saga que no ha sido realizada por Remedy Entertainment. El guión también trae novedades, ya que el escritor de las dos anteriores versiones y creador del personaje, Sam Lake, se ha retirado del proyecto en favor de Dan Houster.

El espacio-tiempo de Max Payne 3 es una reestructuración del videojuego clásico. En lo que afecta a jugabilidad, el usuario dispondrá de todo el repertorio de movimientos extremos para ejecutar a sus enemigos -‘bullet time’-, aunque esta vez vendrá definido en distintas vertientes: la ‘kill-cam’ permitirá la observación y seguimiento del recorrido de los disparos de Max, mientras que el ‘shootdodge’ -salto con disparo- posibilitará que el personaje esquive las balas al tiempo que dispara a sus múltiples enemigos, liberando así el entorno más cargado de peligro.

En cuanto a la narración, el tiempo no vendrá distribuido linealmente, sino que realizará diferentes saltos en el tiempo para mostrar la vida pasada de Payne en New York y comprobar cuáles fueron los acontecimientos más extremos que le llevaron a su situación actual. El espacio es otra de las novedades, ya que Max Payne 3 permitirá una gran libertad de exploración de escenarios, así como su destrucción en aquellos momentos y lugares donde sea posible.

Aunque aún están por definir, ya han sido confirmadas las opciones multijugador, un sistema configurado en torno a la progresión, los rangos y las recompensas.

El tercer título de la saga Max Payne llegará a los estantes el próximo 18 de mayo en versión para Xbox 360 y PlayStation 3, mientras que la versión para PC saldrá al mercado el 1 de junio.

Imagen: faseextra

Dejar respuesta