Las universidades valencianas recortan sus presupuestos en I+D

0
69

La crisis económica y los recortes que ésta ha obligado a realizar en las diferentes Comunidades Autónomas han llevado a la reducción de la cantidad de dinero destinado a investigación en las principales universidades españolas, una situación que afectado especialmente a los centros de la Comunidad Valenciana. 

Contando con el mayor descenso en el porcentaje de recursos empleados en investigación, las universidades valencianas cierran el año con una inversión de 495 millones de euros, frente a los 517,8 millones de 2010. Una reducción del 4,4 por ciento, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra  deja a la Comunidad Valenciana en el cuarto puesto a nivel de inversión en investigación, superada por Madrid, Cataluña y Andalucía. 

En el ámbito universitario valenciano hay dos centros que han padecido los recortes de manera más acentuada. En primer lugar, la Universidad Miguel Hernández de Elche, que en el plazo de un año ha sufrido una caída de 3,3 millones de euros en términos de inversión en I+D. En segundo lugar se encuentra la Universidad de Alicante, cuyo vicerrector de Investigación, Manuel Palomar, apunta que el principal problema radica en el retraso de las subvenciones y en la creciente demanda de los grupos de investigación para obtener ayudas económicas.

Para el total de las universidades, administraciones públicas y empresas privadas, las inversiones de la Comunidad Valenciana se han situado en 1081 millones de euros. Este dato se corresponde con el 1,06 por ciento del Producto Interior Bruto, que refleja un descenso respecto al 1,10 por ciento destinado en 2009. Por encima quedan Madrid -2,02 por ciento-, Navarra -1,97-, País Vasco -1,95- y Cataluña -1,63-.

Aunque se ha visto reflejado en las universidad públicas, este recorte en las inversiones se debe a la reducción del presupuesto para investigación del sector privado, muy debilitado por la crisis económica de los últimos años.

Sin embargo, la caida de ingresos e inversiones no se ha traducido en un descenso del personal contratado. Los datos de contratación en 2009 hablaban de 6.915 investigadores, mientras que la cifra ascendió en 2010 a 7.028 profesionales -eso sí, peor remunerados-. 

Imagen de Katsushiro Design

Dejar respuesta