Más luces que sombras para la Conspiración

0
159

‘La conspiración de Yuste’, ópera prima de Víctor Fernández Correas, se confirma como uno de los éxitos de este año que termina gracias a su cuidada mezcla de descripción, intriga y acción.
Una novela histórica que no dejaría indiferente a nadie. Así se presentó hace poco más de dos meses ‘La conspiración de Yuste’, una novela histórica ambientada en los últimos meses de vida del emperador Carlos V y la lucha de este por erradicar los brotes luteranos de su imperio.

El libro nos permite descubrir, con todo detalle, lugares como Valladolid, Yuste o Brujas, lo que consigue hacer al lector partícipe de la acción que se lleva a cabo en una sala de tortura, en la balconada de un monasterio o, incluso, en el fragor de una batalla.

Además, esta obra nos guía a través de las historias de diferentes personajes, los cuales  terminarán encontrándose en torno a la figura del emperador. Rodrigo Cifuentes, el curtidor luterano, Bertrand de Brugge, oficial al mando de la seguridad de Carlos V y las vidas de otros muchos se entrelazan de manera brillante en esta novela que mejora a cada vuelta de hoja.

Sin embargo, no todo son elogios para esta obra. En sus primeros capítulos, aquel que lea ‘La conspiración de Yuste’ puede acusar la aparente falta de acción y una cierta lentitud narrativa. Nada más lejos de la realidad, en capítulos posteriores el lector agradecerá dicha lentitud, debida a las múltiples descripciones con las que Víctor Fernández retrata los personajes y escenarios de la historia.

En definitiva, una primera obra notable que ha gozado de una gran aceptación por parte del público, un buen regalo para estas Navidades, una oportunidad de conocer una novela histórica diferente y, además, la ocasión de hacerse con el primer libro de un escritor que, de seguir por este camino, dará que hablar.

Fuentes de imagen:
http://victorfernandezcorreas.com/

1 Comentario

  1. Tal y como se ha leído,el principio del libro puede parecer lento pero,en conjunto es un magnífico libro en el que lo que más destaca es su detalle. Cuando lees, estás viendo las gentes, sus trajes, paseando por sus calles, casi casi, viendo sus caras y leyendo sus pensamientos. Denota un profundo conocimiento del tema y de su tierra, por parte del autor. Y , además, sabe contarlo estupendamente.

Dejar respuesta