Más “Breaking Bad”: sólo para (serie)adictos

0
136

Al momento de escribir estas líneas, a Breaking Bad le quedan tres episodios para finalizar definitivamente y ofrecer el desenlace que muchos espectadores llevan hasta cinco años esperando. Con el estreno de la última temporada la fiebre azul ha repuntado en todo el mundo; Errata Naturae ha publicado un libro para los serieadictos no rehabilitados.

Portada-Breaking-BadQue Breaking Bad es un ejemplo de impresionante hito audiovisual que ha cosechado fans incondicionales a medida que iba avanzando es algo irrefutable. Son muchos los que se han visto atrapados sin remedio en una vertiginosa y adictiva trama ficcional desde el momento en que conocen a Walter White (Bryan Cranston), el protagonista, un profesor de química y padre de familia cabal que lleva una vida estándar hasta que le comunican que padece cáncer. El ingenio y la desesperación llevarán a Walt a cambiar las clases en el instituto por los laboratorios en los que cocinará metanfetamina: la droga producirá los beneficios económicos que le permitirán costearse el tratamiento y que, en el caso de que fallezca, proporcionarán a su familia un buen colchón para vivir con holgura.

Aunque ese es el argumento básico de esta serie de AMC -que también presentó otras producciones de éxito como The Walking Dead o Mad Men-, el universo creado por Vince Gilligan –quien ya trabajara en Expediente X– está formado por muchos otros personajes, a cual más fascinante, elementos tan sorprendentes como magnéticos y tramas secundarias que conformarán una extraña e hipnótica espiral de vicisitudes. El “Sancho Panza” del profesor convertido en capo de la droga, Jesse Pinkman, será su compañero de aventuras y peligros desde el primer momento; pero también lucharán por sus intereses el astuto y cómico abogado Saul Goodman; Skyler, la pragmática y cerebral esposa de Walter; los peligrosos antagonistas como Gustavo Fring o los Salamanca; y, desde luego, el agente de la DEA Hank Schrader, casado con la hermana de Skyler y por tanto cuñado de Walterempeñado en dar caza al misterioso Heisenberg, el delincuente que llena las calles de cristal azul. Breaking Bad es una expresión coloquial del inglés estadounidense cuyo significado puede interpretarse ampliamente: en esta edición, que incluye una entrevista con Gilligan inédita en castellano no se especifica claramente el origen del título, pero vendría a significar algo como “desafiando a las convenciones” o incluso “de mal en peor”, si bien podría aceptar otras traducciones.

Sea como fuere, los serieadictos estarán encantados de hacerse con esta edición de Errata. Este libro es estupendo desde el mismo diseño de la cubierta –a cargo de David Sánchez-: Walt y su álter ego, el profesor ya convertido en monstruo; ambos sobre un fondo azul que representa el color característico del cristal cocinado por los chefs Heisenberg-Pinkman. A partir de ahí, la invitación a navegar entre sus cuatro bloques temáticos se hace irresistible, compuestos por breves ensayos a cargo de autores como Chuck Klosterman, Iván de los Ríos o Enrique Vila-Matas, por citar algunos entre un total de 18. Todo es susceptible de análisis en este volumen: desde los contenidos más técnicos que subyacen a la producción de la serie, como la planificación, dirección, fotografía y música –aspecto esencial-, pasando por el diseño de personajes, el simbolismo, la evolución de la trama y las fluctuaciones dramático-narrativas a lo largo de las temporadas, hasta las reflexiones que nos puede suscitar la presentación de un protagonista con un arco dramático tan sensacional como Walter-Heisenberg, cuya brutal metamorfosis no puede dejarnos indiferentes. Uno de los ejes principales del libro es la reflexión sobre la motivación del protagonista para pasarse al lado oscuro, quien no puede evitar –con las consecuencias de sus acciones y decisiones- su particular descenso a los infiernos, y su análisis moral en dentro de una dimensión ética. Evidentemente, a lo largo del texto nos encontramos con necesarios spoilers que justifican las idas y venidas de la construcción del guión, de modo que si eres un fanático de la serie sin duda este es tu libro; pero no si acabas de conocerla.  

Imagen: Bryan Cranston (Walter) y Aaron Thomas (Jesse), de AMC

Dejar respuesta