Marzo ventoso y Abril acuanoso…

0
202

Eso es lo que esperamos, que Mayo sea florido y hermoso. Algo que probablemente cueste debido a los continuos temporales, algo que me hace revolverme cada vez que veo un nubarrón. Quiero un Marzo sin abrigo.
A mis 22 años puedo afirmar que nunca había vivido un invierno tan “blanco”.
Las nevadas no han formado parte de mis meses invernales, nunca había visto tantos temporales por la televisión, ni a tantos reporteros luchando contra el frío a pie de calle para enseñar al español moderno lo que mi abuela llama “ un invierno de los de siempre”.
Es curioso como nos maravillamos del buen tiempo que hace en Noviembre si los termómetros marcan 20 grados. Entonces no pasa nada, nos sentamos en una terraza a disfrutar de los rayos del sol sin preguntarnos qué falla, no nos preocupa que haga buen tiempo cuando debería empeorar.

Pero qué ocurre cuando nos amenaza una CICLOGÉNESIS EXPLOSIVA, entonces toda España se echa las manos a la cabeza y lamenta los cambios bruscos de tiempo, reflexionamos y caemos en la cuenta del malestar de la naturaleza, de nuestra dejadez y el aumento de la contaminación, de que “nos estamos cargando el mundo”.

Yo entonces reflexiono: ni tanto ni tan calvo.

El fin de semana pasado mi abuela no salió de casa por miedo a que una ráfaga de viento le provocase una caída, derrumbamientos de árboles y cornisas, e impidiese su paseo diario.

Pensareis que es una exageración, pero poneos en la piel de una persona de 72 años que ve en la televisión cómo anuncian un temporal al que apodan “La Tormenta Perfecta”, película muy ilustrativa si se quiere ser testigo de los efectos de catástrofes naturales.

Conclusión.

  • Es cierto que es uno de los inviernos más duros desde hace varios años (y no es algo de mi gusto, estoy deseando que suban las temperaturas y las nubes den paso a los primeros días primaverales de terraza y caña con aceitunas) .
  • Es cierto que las nevadas y las inundaciones están haciendo estragos en nuestro país ( algo lógico con temporales como los que se están dando dado que son atípicos en esta zona) pero me parece exagerada la difusión realizada por los medios.

En mi opinión los medios no sólo deberían aprovechar el aspecto visual de los acontecimientos para dejar al espectador enganchado a la pantalla viendo como un reportero lucha contra el viento para informarnos del temporal que “acosa Galicia”.

Es verdad que es muy visual mostrar una gran riada, pero el mensaje se queda en un simple “Mira cuanto viento” . Creo que además de esa llamada de atención, los medios deberían incitar a una reflexión mediante un análisis algo más profundo, ya que las coberturas realizadas me recuerdan más a programas como “Está Pasando” (programa que respeto pero que me parece de baja calidad informativa).

El espectador se dedica a lamentarse y ver la tele, en lugar de reflexionar y darse cuenta de que si el tiempo está “loco” algo tendremos que ver, y que además de sacar el paraguas y esperar a que escampe podríamos poner algo de nuestra parte para que los inviernos duren su tiempo dando paso a una primavera estupenda cuando realmente toca.

Dejar respuesta