Mary Shelley, los avances científicos y los resurreccionistas

0
376

La editorial Minúscula ha publicado, en su colección Con vuelta de hoja, una de las obras que estará, sin duda alguna, entre mis libros favoritos del año: La mujer que escribió Frankenstein de Esther Cross. La autora argentina es cuentista, novelista y traductora; la mencionada obra vio la luz en 2013 en Argentina y afortunadamente este año se ha vuelto a publicar en nuestro país.

La mujer que escribió Frankenstein es un ensayo que cuenta la vida de la escritora Mary Shelley situándola en su contexto histórico, científico y social, lo que se agradece enormemente, ya que tenemos una perspectiva más precisa de su época y de los motivos que pudieron influir en su obra cumbre. Así, los lectores descubrimos acontecimientos señalados de la existencia de los padres de la autora, con sus primeras publicaciones y las repercusiones que estas tuvieron, los gustos y aficiones de una joven Mary Wollstonecraft Godwin, su atracción por los cementerios, su interés por la creación de vida artificial y sus encuentros iniciales con Percy Bysshe Shelley.

Aunque la obra de Cross se centre en la biografía de la escritora de Frankenstein, es muchísimo más que eso. Es un tratado sobre los resurreccionistas o ladrones de cuerpos, un motivo que preocupaba a los coetáneos de Shelley y que supondría el germen de la criatura literaria que surgió en 1818. A su vez, es un ensayo sobre medicina y sobre los peligros de investigar los cadáveres y el cuerpo humano por dentro en un Londres oscuro y plagado de infecciones, unos estudios que fueron repudiados por la sociedad y cuyos progresos se materializaron gracias a la valentía de doctores que arriesgaron su reputación por la ciencia; en este aspecto, la obra de Cross estaría vinculada temáticamente con De matasanos a cirujanos. Joseph Lister y la revolución que transformó el truculento mundo de la medicina victoriana de Lindsey Fitzharris.

Esta obra, difícilmente clasificable entre la biografía y el libro divulgativo, resulta muy amena, interesantísima y rigurosa en sus investigaciones, logrando maravillar al lector que no puede pausar una lectura tan atrayente. Si Mary Shelley ya es un personaje llamativo, cuya madre, Mary Wollstonecraft, fue una de las pioneras del feminismo con su obra Vindicación de los derechos de la mujer, no lo fueron menos sus compañeros de viaje y vida: Percy B. Shelley, Lord Byron y un joven John Polidori que hoy es recordado por su relato “El vampiro”; Cross analiza las teorías que compartían y describe los primeros esbozos creativos del grupo.

La mujer que escribió Frankenstein de Esther Cross es una lectura que te cautiva, con numerosas curiosidades científicas y literarias, en la que se narra la vida apasionante y verdaderamente cruel de Mary Shelley. Una maravilla que tenéis que leer, releer y recomendar efusivamente; yo lo estoy haciendo.

Dejar respuesta