Marussia y Caterham: pasado, presente, ¿futuro?

0
78
Fotografía: _chrisUK (perfil de Flickr)
Fotografía: _chrisUK (perfil de Flickr)

Muchas son las incógnitas que se ciernen sobre la continuidad de estas dos escuderías en la parrilla del Mundial de Fórmula 1 y que podrían suponer su salida del “Gran Circo”, como ha sucedido la española HRT F1 Team, equipo que se estableció en Madrid, en las instalaciones de la Caja Mágica.

Si bien el único equipo español de la historia de la competición ha tenido que abandonar la competición,  el resto de los equipos debutantes en 2010 han podido continuar otro año más, aun teniendo ciertos sobresaltos. Las dos escuderías, rusa y malaya, han conseguido seguir compitiendo esta temporada 2013, aunque no está asegurada su continuidad para la ‘era turbo’ de 2014, una nueva época que pondrá final al 2.4 litros V8 que se ha utilizado desde el año 2006. Una tecnología que ya se usaba en los 80 y que representa muchos desafíos para los equipos, los fabricantes de motores, conductores e incluso el ente administrador del deporte, la FIA. Es decir, un sinfín de nuevos gastos para todos los equipos con la finalidad de adaptarse a los cambios. Por lo tanto, es sencillo pensar que los equipos que más sufrirán esta nueva normativa serán los ‘recién llegados’ a la parrilla.

Hay que recordar que estas escuderías entraron en la F1 de la mano de Max Mosley, antecesor de Jean Todt al frente de la FIA.Siendo aquella época catalogada como ‘F1 Low Cost’, que permitió a equipos pequeños y con pocos recursos, acceder al circo bajo una promesa de límite del gasto que no se ha cumplido todavía, y que ha provocado las penurias actuales de  los equipos supervivientes de aquella hornada.

Fusión frustrada

Con este nuevo salto cualitativo el año venidero y los futuros gastos, se confirmó recientemente que existieron conversaciones entre ambas escuderías pero no llegaron a fructificar por falta de entendimiento en cuestiones económicas. Graeme Lowdon, jefe ejecutivo de Marussia, comentaba que era un trato “inaceptable para los accionistas”, mientras que, el director ejecutivo de Caterham, Cyril Abiteboul,   no dejó lugar a dudas en sus últimas declaraciones: ” Lo revisamos, vimos si tenía sentido, no lo tenía, y no sucedió. Fin de la historia”.

Unas negociaciones que aunque en un primer momento intentaron ocultar, salieron a la luz de la mano del propio Bernie Ecclestone con el objetivo de  crear una posible escudería Marussia-Caterham de cara a esta temporada. Unos movimientos que el británico querría que llegaran a buen puerto, ya que está poniendo más trabas de lo habitual a los de John Booth por no haber aceptado semejante fusión, y siguen sin haber llegado a un acuerdo con él para ingresar sus derechos de televisión. De este modo,  la Formula One Management (FOM), la cuál es la compañía que controla los derechos de promoción y distribución de la Fórmula 1, no puede todavía filmar imágenes de los MR02. Un contratiempo más para la escudería rusa, en su búsqueda de nuevos patrocinadores. Esto, unido a la obtención de nuevos motores para 2014 ante la baja del constructor de motores Cosworth, dificulta más su continuidad en solitario.

De este modo, Marussia deberá buscar un nuevo proveedor de motores aunque no será fácil. Actualmente, Ferrari suministra a Toro Rosso y Sauber; Mercedes provee a McLaren y Force India; mientras que Renault, que desde la pasada temporada es un simple suministrador de motores, tiene como equipos cliente a Red Bull, Lotus, Williams y Caterham.

Por otro lado, en Caterham han desmentida la salida de la competición con unas declaraciones de Riad Asmat, jefe ejecutivo del equipo, que ha explicado que ¿Por qué gastaríamos el dinero en los motores de 2014 si estamos cerrando?. Palabras a las que Asmat añade que “si mal no recuerdo, se ha informado acerca de nuestra presunta muerte desde que entramos en la Fórmula 1 en el 2010. La Fórmula 1 es parte de un panorama más amplio de nuestro modelo de negocio y una parte fundamental de la filosofía completa. Esa es la segunda razón por la que los rumores de una retirada no tienen sentido. Caterham se queda este año, el próximo año y por muchos años más”.

Tras tres temporadas en la Fórmula 1, ni Caterham ni Marussia han puntuado. Lo más cerca que ha estado el equipo dirigido por Cyril Abiteboul fue en el pasado Gran Premio de Brasil, cuando Vitaly Petrov cruzó la meta en undécima posición. Por su parte, Marussia

El español Pedro de la Rosa completó la pasada temporada con HRT / Fotografía: _chrisUK (perfil de Flickr)
El español Pedro de la Rosa completó la pasada temporada con HRT / Fotografía: _chrisUK (perfil de Flickr)

sólo ha alcanzado la decimo segunda plaza con Charles Pic, precisamente en Brasil 2012. Por lo tanto, sólo queda saber quién ocupará la décima plaza en el mundial de constructores y se llevará el dinero del premio, de resto poca emoción cabe esperar.

Sabido el malestar de Ecclestone con ambas escuderías por su malos resultados y intento fallido de fusión, cabría hacerse algunas preguntas. ¿Son necesarios estos equipos en parrilla? ¿En qué benefician a la competición? ¿Es conveniente tener a pilotos en esos puestos, únicamente porque pagan por sentarse en ellos?

Por todo esto, es fácil pensar que aunque desde ambos equipos se desmientan sus abandonos, tarde o temprano su historia acabará como la de HRT.

La intrahistoria

Para conocer como se ha llegado a esta situación de incertidumbre hay que remontarse al 2010. Aquel año la FIA decidía ampliar el número de equipos para pasar de diez a trece escuderías, entrando en la competición las escuderías Manor GP, 1Malaysia F1 Team y Campos Meta, aunque finalmente serían doce tras el abandono de Toyota con motivo de la crisis económica. Aquella misma temporada, Brawn GP pasaría a convertirse en Mercedes y desaparecería también BMW para renombrarse BMW Sauber. Se pudieron observar muchos cambios de nombres y de hecho, seguramente los tres primeros equipos nombrados no os sonarán bajo ese título.

En primer lugar, Manor GP fue la primera elegida de entre muchas candidatas para poder participar en aquella temporada 2010, aunque fue finalmente bajo la denominación de Virgin Racing. La escudería británica llegaría a la Fórmula 1 con el menor presupuesto de la parrilla y con un monoplaza desarrollado íntegramente por ordenador, sin previo paso por el túnel del viento. Toda una temeridad que les supuso quedar últimos en el Mundial de constructores en su primer año. Ya en 2011, la empresa rusa, Marussia Motors, obtuvo un importante paquete de acciones del equipo y se denominaría Marussia Virgin Racing, algo que poco modificó los resultados y volvieron a ocupar el farolillo rojo de la tabla de equipos.  Sólo la temporada pasada se comenzó a  observar cierta evolución con el control total de la escudería por parte del fabricante ruso y su nuevo renombramiento como Marussia F1 Team. De esta forma consiguieron liberarse de esa última posición en detrimento de HRT.

Por otro lado, procedente de Malasia llegaría el Malaysia F1 Team que finalmente competiría en 2010 bajo el nombre de Lotus F1 Racing. Un proyecto del gobierno de aquel país que se haría con el título de la mítica marca de Fórmula 1, Lotus, a pesar de las demandas de Lotus Cars, propietario de la mítica marca automovilística. Un inicio convulso que pretendía ser la base del renacer de la antigua marca, aunque nunca se produjo al no poder rescatar el historial del equipo original. Ese año fue la mejor de las debutantes, quedando en antepenúltima posición y lo mismo ocurriría en 2011 con el nombre de Team Lotus. Ya finalmente la temporada pasada tras el fin de la disputa legal con el Lotus original – el que pasaría a controlar la escudería Renault F1 Team -, Tony Fernandes, el dueño,  decidió cambiar el proyecto frustrado de revivir al viejo equipo, haciendo el cambio de razón social a Caterham F1 Team. Una modificación  que tampoco supondría grandes mejoras en las prestaciones del coche y finalizarían de nuevo en décima posición el mundial de constructores.

Y finalmente, aquella Campos Meta fue la escudería después denominada Hispania Racing y posteriormente desparecida HRT F1 Team. Un proyecto español en la Fórmula 1 que lamentablemente sólo ha durado tres temporadas ante la falta de financiación en este 2013.

Atrás quedaron proyectos como Stefan GP (serbia), USF1 Team (estadounidense), Villeneuve Racing (italiana), Epsilon Euskadi (española) y ART GP (francesa), que probablemente nunca llegarán a la Fórmula 1.

Dejar respuesta