‘Marea Letal’ nos trae de vuelta al temor del océano

0
143

marea_letal_21244

Una seductora Halle Berry regresa a la gran pantalla de la mano del que es su marido tanto en la vida real como en la ficción, Olivier Martínez, para sumergirse en las profundidades junto al gran tiburón blanco. Y donde se encuentra esta fiera de los mares, se masca la tragedia. Thriller del que ya se puede disfrutar en nuestros cines.

Kate Mathieson (la ganadora del Óscar, Halle Berry) es una profesional del nado junto a tiburones blancos, don que utiliza junto a su marido Jeffrey (Olivier Martínez) para rodar una película que los transporte a la fama.

Pese a ser una experta tanto en el campo de los tiburones como en su conservación, un accidente con éstos, y que le conlleva una gran pérdida en su vida, harán que reniegue de todo aquello que en su momento amaba hacer. Y que además, la llevarán a culpar a su marido de todo lo sucedido.

Un año después, las heridas poco a poco se han ido cerrando y Kate parece tener una nueva vida, que si bien es más tranquila, no le reporta tantos beneficios como la anterior, llevándola prácticamente a la bancarrota.

Es entonces cuando su marido reaparece en escena con una suculenta oferta de un excéntrico millonario que la necesita para cumplir uno de sus sueños: nadar entre tiburones blancos. La inseguridad de Kate y la ferocidad del océano harán de ésta aventura, la peor de sus pesadillas.

El gran tiburón blanco ha sido la pesadilla del mar más recurrente de la historia del cine desde que Spielberg hizo de él toda una estrella. Y una de las más atractivas para el público. El productor de Marea Letal, Mathew Chause, habla de esta misma atracción: “lo que me atrajo es la propia fascinación que siento hacia el tiburón blanco y la idea de usarlo para hacer una película de suspense más que una de género. Es un thriller pero también un estudio de las relaciones humanas en circunstancias extremas”.

Toda la película se encuentra rodada en Sudáfrica, y si bien en un principio pese a la escenografía sudafricana se pretendía ambientar en Estados Unidos, el director de la cinta, John Stockwell, gran aficionado de los documentales de tiburones del Discovery Channel, decidió que la ambientación también fuese sudafricana pues “es la capital de tiburones del mundo” según sus propias palabras. Uno de los aspectos más llamativos del rodaje, y que se disfruta posteriormente en la visualización de la propia película, es la gran presencia de cámara acuática. El rodaje acuático a Spielberg le causó más de un problema que posteriormente repitió James Cameron, pero Stockwell se encontraba como pez en el agua, y nunca mejor dicho. “Lo disfruté muchísimo, no hay emociones iguales a la espontaneidad y vibración que se logra filmando bajo el mar” afirmó.

La imprevisibilidad del tiempo llevó a Stockwell a tomar una arriesgada decisión: si querían hacer la película lo más real posible, todo el equipo debía subir al barco de 22 metros de eslora para rodarla. El día que hiciese tormenta, todo el reparto saltaría al agua para filmar en directo la secuencia fatal. Para ello hizo falta un equipo especializado que contó con miembros de la marina estadounidense, que, junto al resto del equipo imposibilitaron la intimidad a bordo. “No había espacio para preparar en solitario mis escenas” dijo Halle Berry. Sin embargo y pese al caos, el resultado es muy positivo ya que apenas parece una película. El realismo de la escenografía así como el de las escenas en sí hacen de la cinta casi un documental de la National Geographic que nos permite admirar la majestuosidad del gran tiburón blanco en todo su esplendor.

 Tratándose de tiburones, por primera vez este misterioso animal no resulta ser el villano de la película, el verdadero mal es la inconsciencia humana que nos lleva en ocasiones a traspasar los límites que la propia naturaleza nos impone. Quien espere encontrarse a un tiburón asesino que destruye todo a su paso que no acuda al cine a verla. Sin embargo, tanto los amantes de estos animales como aquellos que quieran sorprenderse con una película que trata el género de una forma completamente innovadora, que no duden pasar este frío fin de semana nadando entre tiburones blancos y palomitas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=76peDJsKT6w[/youtube]

Imágenes: Magnet Media Group / Magnet Media Productions

Tráiler: DeAPlaneta

Dejar respuesta