Manos de Topo y la nostalgia del amor

0
191

El pasado sábado 4 de abril, en la sala Galileo Galilei (C/Galileo, 100), con motivo de una nueva sesión del NEU!CLUB, se dio cita uno de los conciertos más curiosos de este año, el que reunía a Los Punsetes y a los conocidos y a la vez odiados Manos de Topo.
Pasadas las 9.30, aparecieron en el escenario el grupo afincado en Madrid, Los Punsetes. Este grupo que se denomina fan de Eduardo Punset ( de ahí su nombre), crearon una puesta en escena bastante curiosa, ya que su cantante, caracterizada como una maniquí vestida de marinera, no parecía dar muestras de vida, ya que durante los 45 minutos que duró el concierto no gesticuló, ni abrió la boca si no era para entonar, sin ningún descanso, varias de sus canciones que fueron coreadas por el público, como son, “Fondo de Armario”, “Dos policías”, “El Escorial”… Con este concierto han dejado claro que vienen con ganas y pisando fuerte en la escena indie nacional.

Por otro lado, los esperados Manos de Topo, no dejaron indiferentes, ni a aquellos acompañantes, que como los de una servidora no podían aguantar la voz melancólica y sollozante del cantante. Pero de ahí viene su amor/odio a la par por el público. Ellos hacen cómico una serie de letras que a más de uno le dan ganas de regocijarse en sus sentimientos más tristes, son abanderados del amor frustrado, de un “hombre sensible, vulgar y patético” como indican en varias entrevistas. Todo comenzó como una broma que ha funcionado.

La sala por tanto, durante las casi 2 horas de concierto, entonó una tras otra, las canciones de su primer disco “Ortopedias Bonitas” y el segundo que acaba de salir al mercado hace escasos días “El primero era mejor”. Canciones emblemáticas como “ Es feo”, “ No doy la talla”, “La estatua de la libertad”, no dejaron de brillar a pesar de que las nuevas melodías del segundo trabajo vienen pisando fuerte, ya que una y otra vez el público deseaba escuchar la escueta pero impactante canción “Tortilla” que dio para muchas bromas relacionadas con platos de cocina.

Después de un bis, de una colaboración con la cantante de Los Punsetes, de un espontáneo que se subió al escenario a besar a la guapa acompañante del grupo que embellecía las melodías con su violín, una canción de Camela que todo el público se sabía, y el intento de vender el merchandising, un poco caro hay que decir, acabó una de las noches más surrealistas, donde se embellecía la apariencia de aquellos corazones rotos con canciones en las que uno se siente reflejado, porque todos hemos sufrido por un amor idealizado.

Para que podáis disfrutar os dejo sus dos MySpaces: http://www.myspace.com/lospunsetes y http://www.myspace.com/manosdetopo

Fuentes del texto:
Elena Matías Seijas
www.jenesaispop.com
Fuente de la imagen:
www.jenesaispop.com

1 Comentario

Dejar respuesta