Mammasutra comparte sus experiencias

0
405

mammasutra

La ilustradora Cristina Torrón acaba de publicar Mammasutra. 1001 posturas para mujeres en apuros en Lumen, un libro que surge de su blog homónimo. En él, Mammasutra, “una madre frustrada pero feliz”, comparte las experiencias de su maternidad y el proceso que comporta.

El libro se presenta como una guía dividida en capítulos cronológicos: desde el momento en que el reloj biológico empieza a hacer de las suyas y a la mujer se le despierta el instinto maternal, hasta los primeros meses de vida del bebé. Cada capítulo ofrece unos ejercicios de precalentamiento para las posturas más recurrentes en cada etapa, tanto para la (futura) madre como para el (futuro) padre, seguidos de una lista de los elementos indispensables para cada uno en ese momento del proceso reproductivo. A continuación, Torrón presenta las viñetas humorísticas que corresponden al capítulo, en las que muestra escenas independientes sobre las dudas, situaciones, pensamientos… que aparecen en la vida de cualquier madre y cualquier padre primerizos.

Porque, eso sí, al tratarse de las experiencias y confidencias de una pareja heterosexual, la presencia del padre es determinante en el proceso que se nos presenta en Mammasutra, por lo que no debe entenderse este libro como una guía apta para todas las mujeres embarazadas o que deseen estarlo, porque no contempla otras posibilidades como el ser madre soltera. En realidad, el libro no debería entenderse, por más que esta sea la orientación de su marketing, como una guía, ya que no da soluciones a las dudas, sino que simplemente recrea cómo se las planteó Mammasutra y cómo vivieron la aventura de tener un hijo. Expone de manera personal una experiencia que, al ser común a muchas mujeres, puede empatizar y despertar complicidades en las lectoras y lectores que hayan pasado ya por el proceso, estén pasándolo, o vayan a hacerlo, en cuyo caso sirve como orientación de lo que se pueden encontrar.

En el libro, el color se reserva para las páginas iniciales de cada capítulo, y para detalles salteados en algunas viñetas, por lo general en escala de grises. El dibujo de Torrón es claro, reconocible, expresivo, y juega con las sombras de su protagonista para ilustrar los estados de ánimo reales que le despiertan algunas situaciones. Las escenas que plasma se interpretan en su mayoría desde el humor, y buscan arrancar la sonrisa cómplice del lector. Cuanto mejor conozca este la experiencia en torno a la que gira el libro, más lo disfrutará.

Cristina Torrón sigue contando las aventuras maternales de Mammasutra –a las que ahora se han sumado también las editoriales− en su página www.mammasutra.com.

 

 

Dejar respuesta